La familia MACHADO RUIZ en la prensa del primer semestre de 1931.

      Comienza el año 1931 en España estando el país inmerso en los problemas causados por el intento de huelga revolucionaria del 15 de diciembre de 1930.

      Aunque la sociedad se mantiene serena es obvio que la tensión social existe y que la ciudadanía esta a la espera de nuevas noticias que aclaren la realidad de la situación política española, mientras el ambiente favorable a la República va en aumento y disminuyendo el apoyo a la monarquía en las ciudades.

      Las presiones sobre el general Berenguer, presidente del Gobierno, se recrudecen y son mayoría los que piden su dimisión.

      Los hechos noticiables más destacados en los primeros seis meses de este año podemos resumirlos en los siguientes:

      El 22 de enero de este año comienza a funcionar el servicio telefónico entre la península ibérica y las Islas Canarias. Hoy, 80 años más tarde, parece una noticia sin importancia, pero en aquellos años fue un evento importantísimo pues en realidad significaba el acercar las islas en tiempo casi real.

      El día siguiente España y Portugal firman un acuerdo que abolía la necesidad de usar pasaportes entre ambos países. Esto significó, mientras estuvo en vigor, una agilización en las relaciones personales entre los ciudadanos de ambos países y una fuerte ayuda a las relaciones comerciales y al transporte de mercancías dentro de la península ibérica.

       Si como consecuencia del intento revolucionario del 15 de diciembre del año anterior el gobierno Berenguer decretó el estado de guerra en España, el día 24 de enero de 1931 se levanta dicho estado de guerra, salvo en Huesca y Madrid.

      Como dato anecdótico decir que el 8 de febrero el Athletic de Bilbao consigue la mayor goleada de la historia al vencer al F.C. Barcelona por 12 a 1.

      El 8 de febrero de este año se publica la convocatoria oficial de elecciones, y seis días después dimite el general Dámaso Berenguer como presidente del Gobierno.

      Mientras esto hechos suceden en España, en la India siguen las fuertes tensiones independentistas y el Virrey de la India, Lord Irwin se entrevista con el principal líder independentista Mahatma Ghandi.

      Y el 18 de febrero, después de varios intentos con Alba y Sánchez Guerra, el almirante Aznar es encargado por el rey Alfonso XIII para formar gobierno, cuestión que formaliza inmediatamente.

      La crisis económica va creciendo en España y en estas fecha el número de obreros parados en todo el país alcanza la cifra de unos 150.000.  Cifra que en aquellos años se considera elevada y que empieza a ser preocupante (en especial para los parados).

      Ante la cercanía de elecciones se van perfilando los partidos, nuevos o antiguos, y Cambó y el conocido Duque de Maura crean el partido Centro Democrático.

      Y llega el 20 de marzo, fecha prevista para el inicio del consejo de guerra contra los dirigentes de la revuelta de Jaca, y es por primera vez una mujer, Victoria Kent la que interviene como defensora de uno de los acusados. Las cosas van cambiando poco a poco.

      Y el día 23 de marzo se concede la libertad provisional a los firmantes del manifiesto revolucionario.

      El 5 de abril se celebran elecciones municipales en los pueblos de España, ganando los monárquicos por amplia mayoría.

      Pero el día 12 del mismo mes se celebran estas municipales en las grandes ciudades de cada provincia, consiguiendo una mayoría los republicanos en 41 capitales de provincia sobre un total de 50 provincias, dando esto, pie a la proclamación de la Segunda República.

      El día 14 de abril, conocidos los resultados de las ciudades españolas se proclama la Segunda República.

      Esa misma noche el Conde de Romanones aconseja al Rey, a solicitud de los líderes republicanos, el que emprenda voluntariamente camino del exilio. Y Así  lo hace, viajando a Cartagena para desde allí embarcarse con destino Marsella,  a  bordo del crucero Príncipe Alfonso, desviándose primero hasta Gibraltar para recoger al infante Don Juan de Borbón.

      Empiezan los cambios y los nombramientos en la República española, y entre estos es Victoria Kent la nombrada como directora general de prisiones el 19 de abril de 1931.

      Como las reformas y las infraestructuras van avanzando en nuestro país, el 22 de abril se inaugura cerca de Madrid el Aeropuerto de Barajas.

      Y el 29 de abril el Gobierno provisional de a Segunda República disuelve las órdenes militares, y el mismo día el Consejo de Ministros acuerda autorizar el empleo del catalán en las escuelas primarias de Cataluña, con importante protesta y descontento de las derechas tradicionales.

      Cambiando de continente y país diremos que el 1 de mayo de este año de 1931 el presidente de Estados Unidos, Herbert  Hoover inaugura el Empire State en New York, que fue el edificio más alto del mundo.

      Mientras, el 2 de mayo se dispone que el conocido Himno de Riego sustituya a la Marcha Real como himno representativo de España. Solo fue asimilado a Himno Nacional unos años más tarde.

      En nuestro país vecino, Portugal, el 3 de mayo es sofocado en la isla portuguesa de Madeira una revolución promovida por deportados políticos, que en esta isla había confinado el Gobierno portugués.

      Por fin, el 4 de abril el Gobierno español aprueba un nuevo sistema electoral, progresivo y que produjo que cuatro días más tarde las Cortes Constituyentes reconocieran, por primera vez, que las mujeres pudieran ser elegibles.

      Lamentablemente los disturbios en las calles fueron en aumento, desembocando el 11 de mayo y siguientes en una importante quema de iglesias y conventos, que no presagiaban una deseada tranquilidad en aquellos primeros albores de la Segunda República.

      Pero no solo era en España donde sucedían altercados sociales. En Italia, a mediados de mayo, un grupo de fascistas golpeó al compositor y director de orquesta Arturo Toscanini por negarse a ejecutar con su orquesta el Himno fascista “Giovinezza”. Recordemos que en aquella fechas Toscanini dirigió en New York “La Internacional”.

      En este estado de cosas el 19 de mayo se levanta en Madrid el “Estado de Guerra” que había estado en vigor, en la ciudad, desde el 15 de diciembre de 1930, proclamándose tres días más tarde la “libertad religiosa”, que evidentemente causó un fuerte rechazo entre las clases religiosas, mayormente conservadoras.

      Volviendo a las inauguraciones  que despertaron una buena acogida contamos la del 17 de junio de 1931, en la que fue inaugurada la Plaza de Toros Monumental de las Ventas en Madrid.  Los toros, los toreros y el mundo taurino seguía teniendo gran predicamento en todas las clases de la sociedad.

      El 28 de junio de este año de 1931 suceden las primeras elecciones generales de la Segunda República Española, con triunfo del PSOE.       Simultáneamente el papa Pio XI publica la  encíclica “Non abbiamo bisogno”, ( No tenemos necesidad ) en la que se condena el fascismo italiano.  Esta condena duró hasta las primeras actuaciones del futuro nuevo papa Pío XII, que contemporizó con los fascistas y los nazis Hitlerianos. Pero esto es historia de años posteriores.

Volviendo a la vida de los miembros de la familia MACHADO RUIZ podemos decir

que Antonio Machado, pasados los primeros días de enero que correspondían a las fiestas navideñas regresa a Segovia, a su domicilio habitual y a las clases en el Instituto segoviano, lo cual no es impedimento para que, como en él era habitual, viajara a Madrid todos los fines de semana. Tenía que trabajar en la capital con su hermano Manuel en las obras teatrales que tenían en curso, y eran varias: la adaptación de «El perro del hortelano» de Lope de Vega, su abra titulada «La Prima Fernanda» y «La duquesa de Banamejí», (que por aquellas fecha tenía previsto el título de «La Duquesa de la Florida»), y por supuesto los trabajos, lentos, sobre la obra «El hombre que murió en la guerra» y sobre la todavía y durante muchos años desconocida «Adriana Lecouvreur», que a fecha de hoy, 25 de febrero de 2021 todavía no ha sido estrenada, aunque sí publicada en 2010 en una corta edición.

Que Francisco Machado seguía en esas fechas destinado en Alicante, aunque pronto supo que su nuevo destino iba a ser Madrid, como director de la nueva carcel de mujeres que se inauguraría en breve.

Que José Machado seguía siendo el asiduo acompañante de su hermano Antonio en las tertulias que frecuentaban y el, siempre dispuesto, dibujante para los libros que sus hermanos dispusieran. Mientras vivía, ya con sus tres hijas en la casa de General Arrando 4, en la que vivía, cuando estaba en Madrid, Antonio, y de forma estable la madre de todos los Machado, Ana Ruiz, que vivía en aquella vivienda desde 1917.

Como ya hemos indicado Joaquín Machado era el más independiente en su vida cotidiana y seguía viviendo en la calle Altamirano de Madrid. Esta supuesta independencia no impedía las reuniones semanales de toda la familia en la madrileña calle de General Atrrando 4.

En este mes de enero en la «Revista Hispanoamericana de Ciencias, Letras y Artes» se publica una amplia nota sobre la obra del catedrático de Literatura Angel Valbuena Prat titulada ·» La poesía española contemporánea», en la que el primer capítulo se dedica al «Modernismo», incluyendo entre estos poetas a Manuel Machado, además de a Rubén Darío, Francisco Villaespesa, Emilio Carrere, Eduardo Marquina y Ramón del Valle Inclán. En el segundo capítulo agrupa a los que llama «Los poetas de la generación del 98», entre los que incluye a Antonio Machado, a Miguel de Unamuno y a Ramón Pérez de Ayala.

En esta obra sobre la poesía se dedica el capítulo tercero a Juan Ramón Jimenez, y a sus seguidores, y el cuarto capítulo a los poetas que fueron llamado de la generación del 27 (Lorca, Alberti, Salinas, Dñamaso Alonso, Gerardo Diego ..).

      El 10 de enero se publica en la revista “La Esfera”, tras una portada en la que se comenta la muerte del mariscal francés Joffre, un artículo titulado “SORIA, LA DE MACHADO” de Enrique Moreno.

En este trabajo, que reproducimos seguidamente podemos leer …

“Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla…

Mi juventud, veinte años en tierra de Castilla…”

“Veinte años en tierras der Castilla han hecho el corazón de este poeta. Hermano de Manolo, el del “alma de nardo del árabe español”. Antonio se siente en sus versos profundamente castellano”.

“Soria, ciudad castellana,

¡Tan bella bajo la luna!”.

“La cruz florenzada del viejo Santo Domingo, que duerme un  sueño de piedra y de siglos, finge una estrella encima del rosetón, y por la callecita Aduana vieja se va un torrente de la luna.  Por esta calle paseó don Antonio su gran amor romántico.”

“Tu voz de niña, en mi oído

como una campana nueva

de un alba de primavera…”.

“El poeta le abrió de par en par el corazón a la niña, blanca y bonita, que luego se le tronchó en los brazos, como un nardo temprano, antes de florecer.  El alma del poeta se guareció bajo un manto de crespones:

“¡Señor, ya me arrancaste lo que yo más quería!”

“Versos que han quedado junto al muro blanco y el ciprés erguidos”, “en el alto del Espino, tierra del silencio eterno bajo la alegría del bronce de las campanas”.

“Callecitas dormidas de la Soria de Machado. Aduana vieja, Caballeros, Claustrilla, donde los recuerdos se acurrucan en los quicios de las viejas portadas, compañeras de las noches de románticos rondares con aquella muchachada ….. que aprendió francés del maestro Machado, en el Instituto …..”

“Del lírico tesoro del maestro hay que tomar un broche que se clave melancólicamente, esta noche de recuerdos, en la cuartilla última:”

“mal vestido y triste, voy caminando por la calle vieja”.

La revista “El mundo Gráfico” del miércoles 22 de febrero anuncia que Lola Membrives, embajadora de América, después de rendir homenaje a Galdós, estrenará obras de cuatro sevillanos: los hermanos Quintero  y los hermanos Machado.

Como curiosidad, en la entrevista que reproduce el artículo, preguntan a la Membrives sobre la obra que le están preparando los hermanos Machado y sobre su título, a lo que contesta que se llamará “La nueva Cleopatra” (finalmente el título fue el de “La duquesa de BanamejÍ), de la que todavía apenas conoce datos, pero espera que le entreguen pronto el libreto para leerlo, aunque sí cree es en verso.

El diario “El Liberal” del 15 de febrero de 1931 presenta un artículo en el que tanto el Conde de Romanones, éste con menor intensidad, y Sánchez Guerra y Melquiades Álvarez sostienen que un Poder Constituyente es la única solución a los problemas políticos que están sobre la mesa en España.

      Y en el mismo número se recoge la noticia de acto organizado y celebrado en Segovia por la nueva agrupación “Al Servicio de la República” y que tuvo lugar en el teatro Juan Bravo. Dice la crónica que: “ A las siete menos veinte minutos de la tarde, y cuando ya se hallaban en Segovia los oradores y en la plaza Mayor un gentío inmenso aguardaba que se abrieran las puertas del teatro Juan Bravo, el gobernador civil notificó a la Comisión organizadora que el mitin había sido suspendido por orden del Gobierno. Ante el visible disgusto que produjo entre la opinión esta determinación del Gabinete de la segunda dictadura dio lugar a que se comunicara con Madrid para pedir al Ministro de la Gobernación que ante el temor de una alteración de orden público se autorizara el mitin, cosa que se consiguió después de varias consultas”.

      Dentro del mayor orden el público fue llenando el salón del Juan Bravo y colocándose en su correspondiente localidad.

      Cerca de las ocho de la noche dio comienzo el acto.

      En primer lugar habló el catedrático D. Rubén Landa que agradeció en su breve discurso la atención que el público ha prestado a las indicaciones para que condujera con la mayor tranquilidad. Dijo que ha podido producirse en la ciudad una gravísima alteración de orden público, y que ante el hecho insólito de la suspensión arbitraria del mitin, la Comisión organizadora procurará esclarecer los motivos que tuvo el Gobierno para adoptar esta medida.  Con la sensatez de que hemos dado prueba esta noche, demostramos quiénes son los personas que tienen que gobernar en España para que elorden impere.

      Seguidamente tomó la palabra el ilustre poeta Don Antonio Machado, que izo la presentación de los oradores.

      “Hombres que vienen de por vida, consagrados a las más altas faenas del espíritu. Si alguien preguntara -dijo- por qué estos hombres descienden sde su elevada misión al estadio de la política, decidles que es porque estamos en gravísimos momentos de honda revolución que requiere la atención ciudadana de todos los españoles.  La revolución no es, como creen algunos, un motivo para alterar la vida del país. No se trata ni de levantar el pavimento ni de armar tumultos.

Se ha roto la continuidad evolutiva de nuestra historia política y no hay más que una de estas soluciones: o echarse atrás, como hacen los reaccionarios, o saltar valientemente hacia adelanta, poniéndonos al nivel que aconsejan las circunstancias por que atraviesa el mundo”.

      A continuación intervinieron Don Ramón Pérez de Ayala, Don Gregorio Marañón y Don José Ortega y Gasset.

      Finalizado el acto el publico puesto en pie aplaudió frenéticamente a los oradores. A la salida del teatro, en la plaza Mayor se reprodujeron las muestras de entusiasmo. La muchedumbre siguió a los conferenciantes hasta el hotel, dando vítores muy significativos. No se registraron incidentes de ninguna clase.

      El artículo de “El Liberal” va acompañado de una fotografía de la alocución de Antonio Machado en la improvisada tribuna (al fondo a su izquierda se puede ver a Rubén Landa) y de otra, probablemente en el hotel tras el mitin, en la que posan Antonio Machado, Gregorio Marañón, José Ortega y Gasset y Ramón Pérez de Ayala.

Reproducimos estas fotografías de otras fuentes, pues las que se pueden obtener del diario resulta, ahora, de escasa calidad.

Reproducimos la misma noticia sobre el mitin de Segovia publicada por el diario «La Libertad», también el 15 de febrero.

En ella se dice que Don José Ortega y Gasset, don Ramón Pérez de Ayala, el doctor Gregorio Marañón y don Antonio Machado, fueron aclamados entusiásticamente por el pueblo segoviano.

Por otra parte tenemos que referirnos en este trabajo a la noticia aparecida el 16 de febrero ded 1931 sobre las denuncias del Ateneo de Madrid contra la Direccióin General de Seguridad y sus agentes.

El mismo día 16 de febrero el diario «El Heraldo de Madrid» publica dos noticias importantes: una sobre las gestiones para formar Gobierno y otra sobre el gran acto republicano de Segovia.

En cuanto a la primera dice que en la noche anterior, D. Santiago Alba rechazó , desde París y por teléfono, el ofrecimiento de formar Gobierno y por la mañana, ante el rechazo de Alba el ofrecimiento fue trasladado al viejo ex presidente conservador Sánchez Guerra, que en principio acepta.

Se comenta que Melquiades Álvarez aceptarúa el cargo de Vicepresidente y el General Goded la cartera del Ejercito.

Se destaca que ninguno de los Jefes Republicanos y socialistas encarcelados no entrarán a formar parte del Gobierno que se constituiría, permaneciendo alertas y en activa propaganda.

Digamos nque finalmente Sánchez Guerra tampoco aceptó el encargo de formar Gobierno.

En relación con el acto de Segovia decir que esta crónica lo cataloga como el «Gran acto Republicano».

Destacando las intervenciones de Ortega, Marañón y Pérez de Ayala. Y por supuesto la de Antonio Machado como presidente de la reunión.

       Vista del patio de butacas del teatro Juan Bravo de Segovia, totalmente abarrotado de público.

Hay en este diario algunas discrepancias en relación con lo publicado por “La Libertad” y con “El liberal”. Éste diario dice que los organizadores, al recibir notificación de suspensión del acto se  personaron en el Gobierno Civil de Segovia donde, se dice, no tenían noticia de la suspensión, por lo que regresaron al teatro, que estaba repleto e iniciaron el acto.

Se dice en el diario que el primero en hablar fue Rubén Landa (lo mismo que los demás diarios) en nombre de la Agrupación local de la Organización al Servicio de la República. Y que a continuación fue Antonio Machado el orador, como Presidente  de la Agrupación al Servicio de la República.

Suponemos que de ser Landa y Machado los representantes de la entidad convocante, la Agrupación al Servicio de la República, serían estos los que o bien gestionaron con Madrid, con el Ministerio de la Gobernación, “la suspensión de la suspensión del acto”, o fueron los que gestionaron lo mismo ante el Gobierno Civil de Segovia.

El diario dice que iniciado el acto, Antonio Machado finalizó su intervención presentación de los oradores diciendo que “los tres hombres que comparecian lo hacían como auténticos revolucionarios, como los hombres de orden, de un orden nuevo”.

Y en estas circunstancias “La Voz” insiste en que Sánchez Guerra aceptará el encargo real de asumir el Gobierno y ”La Libertad” apunta que probablemente sea el General Berenguer, nuevamente, el que presida un Gobierno de concentración monárquica.

Sin duda el acto republicano de Segovia tuvo una gran transcendencia en la política española de aquellos días, incluso meses y prueba de ello es que en  este último diario, debajo del tema político sobre si el General Berenguer podía encargarse nuevamente del Gobierno, se reproducen las fotos (por cierto del fotógrafo Alfonso)  del acto de Segovia.

Y volviendo a los hechos de carácter político en este diario del 16 de febrero se informa del restablecimiento de la “Previa censura” y de la Suspensión de garantías”. Evidentemente la tensión y la disconformidad con los deseos progresistas van en aumento

No obstante las tensiones , como anuncia el diario “Ahora” ese convocan elecciones municipales para el 12 de abril y para julio o agosto las generales.

Volviendo al mundo teatral y en particular al de los hermanos Machado se anuncia del estreno, el 27 de febrero, del inicio de la temporada María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza, con la representacióin de la obra “El perro dcel hortelano” de Lope de Vega, refundida por D. Antonio y D. Manuel Machado.

Mientras, el gran amigo de los Machado, el poeta, dramaturgo y periodista Ángel Lázaro estrena en el teatro Fontalba su obra “Proa al sol”, con un gran triunfo, y en consecuencia sus amigos festejaron el éxito no con el consabido banquete sino con una fiesta literaria y la representación por Lola Membrives de la obra. Entre los asistentes, además del autor, Llola Membrives y Manuel Machado, asistieron Eduardo Marquina, Ardavín, Cristobal de Castro, Puga y el escritor mejicano Enrique Uthoff.

     El 17 de marzo, en el diario “La Nación”  publica un  artículo titulado, evidentemente escrito por los anti-republicanos, o digamos mejor por los conservadores monárquicos, titulado “Lo que era la República que se pretendió proclamar en Jaca”.  Los decretos, bandos y manifiestos que tenía preparados el capitán Galán

     Entre los acontecimientos culturales de aquellos días, en el teatro Infanta Beatriz, la incomparable Raquel Meller, apenas regresada de París, canta en Beneficio de los Montepíos de Autores, actores y prensa. 

     La acompañaron el actor Ricardo Calvo y  Manuel Machado, gran amigo de ella y del que fue su esposo Gómez-Carrillo. Eulalia, la mujer de Manuel Machado fue igualmente  gran amiga de Raquel.

     En la foto, publicada en dl “Heraldo de Madrid” podemos ver, aunque en fotografía de escasa calidad, a Raquel Meller acompañada por Manuel Machado y Ricardo Calvo.

     En la función Raquel interpretó algunas de sus más aplaudidas canciones. Al final de su actuación, constantemente aplaudida, Manuel Machado dio lectura de unos versos compuestos por el poeta para el acto.

     Entre los artículos publicados en aquellos días de 1931 por la revista “Ahora” encontramos uno referente a al escultor Emiliano Barral, que como sabemos había realizado una escultura, busto, en piedra rosada de Antonio Machado, que e dedicó un entrañable poema: “ Y tu cincel me esculpía …”.

     La vida le sería esquiva a Emiliano Barrasl, que murió en la Ciudad Universitaria de Madrid en los primeros días de la Guerra Civil como consecuencia de una bala que le alcanzó.

     Al ver la siguiente fotografía, publicada en la prensa de Madrid ,nos preguntamos si alguno de las personas que aparecen pudo ser Gastón Prats, en esas fechas en Madrid. ¿Tal vez el primero por la izquierda en la fotografía?.

     Gastón Prats estuvo presente el Collioure el 22 de febrero de 1939, en el velatorio de Antonio Machado en el Hotel Bougnol-Quintana, y al día siguiente en su entierro.

     Unos cinco o seis día después coincidió en Collioure con Manuel Machado, al que acompañó hasta la estación de tren para su regreso a España.

      Conservamos grabación de audio de 1975, con ocasión de homenaje al poeta y grabada por Radio París, en la que le escuchamos sus vivencias en aquellos días de febrero de 1939, y tal vez de los primeros de marzo

      Y llegaron las elecciones municipales del 12 de abril de 1931.

Y en Segovia estaba Antonio Machado y su corazón republicano.

La expectación ante el anuncio de los primeros los resultados era grande, y fue “increscendo” según avanzaba el escrutinio de los votos.

Pronto se tuvo consciencia de que el resultado en la ciudad de Segovia iba a dar un resultado rotundo y favorable a las formaciones republicanas.

También se sabía, o se pensaba, que si los resultados era claros  a favor de las formaciones republicanas en una mayoría de las ciudades capitales de provincias, podía suceder que esto fuera suficiente para proclamar la República.

Y los primeros datos fueron apuntando en esos resultados, y cuando el día trece por la noche se supo que las candidaturas republicanas en las cincuenta capitales de provincia  otorgaban 41 ciudades a favor de estas candidaturas, se pudo considerar que había llegado la República y que por lo tanto la Monarquía empezaba a ser “cosa pasada”.

La noche fue frenética en muchas capitales españolas, y en Segovia empezó a prepararse para la mañana del 14 de abril el izar la bandera republicana en el Ayuntamiento segoviano, declarando por este hecho la adhesión de Segovia a la II República Española.

Al día siguiente, se reunieron los miembros de la Agrupación al Servicio de la República, bajo los arcos del acueducto segoviano. Pronto fue creciendo el número de los allí congregados y en un momento comenzaron a caminar hacia la plaza Mayor. Al frente de la marcha iban Antonio Machado y su compañero y amigo Rubén Landa, ambos de Acción Republicana y de la citada Agrupación, y del Instituto en el que impartían clases de francés, uno, e ingles y folosofía, otro.  En silencio ellos, pero con gran emoción, llegaron con los muchos acompañantes que se habían unido a la comitiva a las puertas del Ayuntamiento.

Subieron hasta el balcón principal que daba a la plaza, no hay documento gráfico de ello, pero sabemos que allí estuvo Antonio Machado y que participó en el izado de la bandera republicana … roja, amarilla y morada.

     El sábado 18 de abril de 1931, el Gobierno de la República, aquel que se había pre formado en los acuerdos del Pacto de San Sebastián del varano ndel maño anterior, comenzó a dictar disposiciones. Una de las primeras, la concesión de la amnistía y del indulto. Se iniciaron  actuaciones de responsabilidad y se derogó el llamado “Código de los Galos”, Se exaltaron las imágenes de Galán y de García, se disolvieron los somatenes, y otras de carácter urgente.

Se dice y se lee

En aquellos días de abril Manuel y Antonio Machado leen a la compañía de Irene López Heredia la nueva comedia por ellos creada, “La prima Fernanda”. Aunque tiene poca calidad hemos encontrado fotografía de esta lectura.

     Finalmente, el 24 de abril se estrena en el teatro Victoria la obra “La prima Fernanda” de Manuel y Antonio Machado.

     El público que llenó la sala del teatro, regido por Irene López Heredia,  ” tuvo sus aplausos y sus plácemes más rendidos para la nueva comedia de los altos poetas Antonio y Manuel Machado, titulada “La prima Fernanda””, “es una obra llena de interés en la que , en efecto, está plasmada con acierto indudable el ambiente de la alta política y de las altas finanzas, característico en nuestro país hasta fecha reciente”, “obras de tan claro propósito no son frecuentes en nuestra escena”.

     “Poco o nada lírico el tema, los autores emplean en el diálogo una prosa rimada de muy difícil conseguir y que confirma su maestría”.

      “Al final de los actos, autores e intérpretes salieron muchas veces a escena”.

    Nuevamente nos encontramos con noticia muy interesante y relativa, en este caso, a Manuel Machado.

     Con la llegada de la República se pensó que era necesario convocar concurso para establecer un nuevo Himno Nacional.  Entre las propuestas ldestacó como favorita una compuesta (la música) por el maestro Oscar Esplá  y con la letra de Manuel Machado.

     Se presentó públicamente en el Ateneo de Madrid a finales del mes de Abril de 1931, con la asistencia de los autores y del Ministro de la Guerra y presidente, Sr. Azaña, el comandante Franco, el capitán Sediles y demás oficiales de Jaca. La gente recibió con entusiásticos aplausos y vítores.

     Pasados unos días, a pesar del éxito de esta propuesta de O. Esplá y Manuel Machado, se consideró como más adecuada, por su trayectoria, el conocido Himno de Riego, que aunque no lo fue oficialmente sí lo fue de hecho.

    En estos primeros días de la vida de la Segunda República Española se nombró a la abogada Victoria Kent como nueva Directora de Prisiones. Que como dice la prensa, intentará alcanzar el sueño de doña Concepción Arenal sobre política penitenciaria y trato a la población reclusa.

    Por ello, entre sus primeros nombramientos uno fue el de Director de la nueva “Carcel de Mujeres”, a inaugurar en Madrid, en la zona de Ventas, resultando nombrado Francisco Machado Ruiz, hermano de los poetas de sus mismos apellidos. Francisco Machado había destacado por su incondicional apoyo a los postulados de Concepción Arenal y como valedor de hacer de las prisiones centros en los que conseguir la reinserción social de los presos, y a la par en la necesidad de mantener a la población reclusa en las mejores condiciones tanto humanas como, inclusive, culturales. Anecdótico que, siendo él muy despistado en su vida civil, “perdiera” con frecuencia la cartera, que misteriosamente le llegaba a su domicilio en la prisión, diciendose en nota adjunta que al saber que pertenecía al director del centro en el que estaba recluida su mujer y sabiendo el  buen trato recibido en dicho centro por las reclusas, habían optado por devolverle la cartera, con la totalidad de su contenido.

     Entre las primeras medidas de la República, de carácter cultural, fue el crear bibliotecas circulantes municipales para que pudieran instruirse y estudiar los que no tenía medios para costearse o comprar libros.

     Con la proximidad de las elecciones generales empiezan los partidos republicanos a elegir sus candidatos para diputados de las constituyentes.

      El diario “Ahora”, en su número del sábado 13 de junio de 1931 relata las últimas noticias en este sentido pre electoral. Dice que en algunos puntos se ha roto la coalición, pero en casi todos, lucharán unidos republicanos y socialistas.

     Y en este sentido reproducimos la formación de la candidatura republicana en la provincia de Segovia, en la que figura Antonio Machado como presidente de las reuniones de todos los partidos republicanos para alcanzar estos nombramientos de candidatos, a excepción de la derecha liberal republicana

Finalizamos este relato del primer semestre de 1931 con un artículo de la revista “Estampa”, en la que se comenta “los hermanos que trabajan juntos”, entre los que figuran Antonio y Manuel Machado

Óleo de FRANCISCO MACHADO RUIZ, pintado por su hermano José Machado.

Oleo de Francisco Machado Ruiz, pintado por su hermano José Machado, suponemos que hacia 1930.

Con un cierto deterioro en el color, por el paso del tiempo, esta pintura fue restaurada por la Fundación Unicaja con ocasión de la Exposición que este organismo realizó en Málaga en el pasado año de 2020 y en la que estuvo expuesto, junto con el busto de Antonio Machado, (vaciado), de Emiliano Barral.

Imagen apenas conocida de ANTONIO MACHADO, pintura al óleo por su hermano José Machado.

Este óleo de ANTONIO MACHADO fue pintado por su hermano José Machado, suponemos, dada la edad que aparenta el poeta, que en los primeros años del siglo XX, ¿tal vez en 1912? .

¿Origen?, Sin duda familiar. Solo puedo afirmar que mi madre siempre lo tuvo colgado y expuesto en alguna de las paredes de las viviendas que tuvo desde 1950, y que por ello era conocido por el entorno familiar y evididentemente por mi. Recuerdo que muy deteriorado y con algunos rotos en su liemzo se tuvo que restaurar, siendo Macarrón el restaurador.

LA FAMILIA MACHADO EN EL SEGUNDO SEMESTRE DE 1930

Antonio Machado y su madre Ana, acompañados por el hermano José, por su esposa Matea y sus tres hijas: Eulaliua, la mayor, María y Carmen la segunda y la tercera. Eulalia nació en 1924.
Las hijas de Francisco Machado. La pequeña, Leonor, de la misma edad que su prima Eulalis, hija mayor de josé Machadp, nació en 1924. Sus hermanas mayores, con Leonor en la fotogfrafía, se llamaban Ana y Mercedes.

La familia Machado en el segundo semestre de 1930.

      La teórica tregua política veraniega no se produce en este año de 1930, pues en el esperado silencio en el marco del mes de agosto se produce un hecho de vital importancia para los acontecimientos que han de llegar en los meses siguientes.

      Nos referimos al conocido como “Pacto de San Sebastián”, que en el entorno del tradicional destino veraniego de esta ciudad del norte de España, se celebra en ella a partir del 16 de agosto y siguientes una reunión convocada en el círculo republicano de San Sebastián, de cuyos acuerdos arranca el  impulso que llevará nueve meses después a España a la II República y a los republicanos al poder.

      Durante los meses previos del año 1930 y durante  la llamada “dictablanda” del general Berenguer los grupos y núcleos afines a una filiación y adhesión republicana comienzan su acercamiento buscando una acción conjunta, transformándose o convirtiéndose en partidos políticos, unos en fase de constitución y otros en reconstrucción. Y en este clima surge la idea de una reunión limitada a pocas personas pero representativas de una amplia variedad de círculos y partidos nacionales y regionales, con la finalidad de que tomaran decisiones fundamentales para una inminente acción republicana.

      Y en este contexto se convoca la reunión citada en San Sebastián y comienzan sus deliberaciones y análisis de las expectativas republicanas el 16/17 de agosto, tomándose acuerdos que, luego, en los meses siguientes serían básicos para la instauración de la República.

      Curiosamente el gobierno Berenguer no dio, en principio, importancia a esta reunión, pero según se iban verificando los resultados y acuerdos quedó demostrado que el Comité salido de pacto representaba a la más transcendente oposición no solo al gobierno de turno sino a la institución monárquica.

      A la cita de San Sebastián acudieron los siguientes partidos y grupos políticos, representados por:

      Alianza Republicana, que comprendía al partido radical y a la “acción republicana, con Alejandro Lerroux y Manuel Azaña.

      Partido radical-socialista, con Álvaro de Albornoz y Galarza.

      Derecha liberal-republicana, con Alcalá Zamora y Miguel Maura.

      Acción catalana, por Carrasco Formiguera.

      Acción republicana de Cataluña, por Matías Mallol.

      Estat Catalá. Con Aiguadé.

      Federación republicana gallega, con Casares Quiroga.

      A nivel personal fueron invitados Indalecio Prieto, Sanchéz Román y Eduardo Ortega y Gasset.

      Tres fueron los puntos básicos discutidos:

      1º   La reclamación de autonomía por parte de los catalanes, acordándose que les sería concedido un Estatuto particular por las futuras Cortes Constituyetes

      2º   La situación política.

      3º   Constitución de un Comité ejecutivo que asumiese la dirección política unificada de los republicanos.

      A partir del mes de septiembre el comité republicano nombrado se reúne intensamente (básicamente en el Ateneo de Madrid o en la casa de Miguel Maura, tomando decisiones de índole político y de indicaciones básicas para la implantación del nuevo régimen.

      En octubre el comité decide constituirse en gobierno provisional republicano, siendo éste el que tomaría el primer poder, en su momento. Este acuerdo se izo público el 15 de diciembre, siendo el 14 de abril de 1931 la fecha en que se haría efectivo este gobierno.

      Berenguer decreta la prisión del comité, pero estos quedaron en libertad el 20 de marzo de 1931, quedando convocadas elecciones municipales para el 12 de abril.

      Mientras sucedían estas consecuencias políticas de los acuerdos del Pacto de San Sebastián, la última parte del año 1930 se caracterizó por una continua movilización de masas en mítines y manifestaciones de amplio número de asistentes. Las huelgas obreras se recrudecen a la par que aumenta la crisis económica general.

      El Comité republicano quiere acelerar la confección del censo y prepara para el 15 de diciembre una huelga general revolucionaria y una insurrección cívico-militar para ese mismo día.

      Pero el día 12 de diciembre se adelantan en Jaca los capitanes Galán y Garcia, pero el intento fue abortado sobre la marcha por el gobierno. Un rápido consejo de guerra condena a muerte a los capitanes sublevados y son ejecutados seguidamente.

      El gobierno declara el Estado de Guerra, pero el 15 de diciembre se declara en muchas ciudades la huelga general revolucionaria, pero, del ejercito solo se apunta el a3eródromo de Cuatro Vientos.  En Madrid, los socialistas, preocupados y desconfiados, no declararon la huelga.

      El movimiento quedó abortado, siendo encarcelados muchos de los miembros del Comité, pero quedando claro el amplio apoyo de la ciudadanía a la causa republicana.

      Quedaba abierto el camino para unas Cortes Constituyentes y para la instauración Republicana en el año de 1931.

    Simultáneamente la sociedad civil seguía con sus hábitos y costumbres y la vida no acusaba grandes cambios o tensiones más allá de lo que la prensa contaba, y que la ciudadanía asumía.

      Solo, a final de año, las actuaciones de Galán y García en Jaca alteraron la tranquilidad ciudadana, generando posiciones que podemos decir inician el camino para la caída de la monarquía en abril del año siguiente.

            Los calores del verano motivan excursiones por los montes de España. El sentir el incremento del frescor bajo los árboles y el caminar por los senderos y las veredas cercanas a los ríos, es frecuente entre la población que pueda disfrutar de tiempo libre para estas actividades.

      La revista Nuevo Mundo reproduce en este mes de agosto fotografías de paisajes arbolados y caminos serenos.

      Y recuerdan versos de Antonio Machado:

“¿A donde el camino irá?”

“Yo voy soñando caminos de la tarde, las colinas doradas, los verdes pinos, las polvorientas encinas …”

      Las expectativas teatrales de los hermanos Machado les convierten en asiduos de las entrevistas periodísticas, siendo casi siempre Manuel el que responde, aunque Antonio esté presente. En este verano de 1930 encontramos las siguientes, que transcribimos y reproducimos :

La Nación del 14 de julio de 1930, pág. 14.

¿Qué plan de trabajo tiene usted para el verano?

Don Manuel y D.  Antonio Machado

         SEÑOR D. GONZALO LATORRE.

         Querido amigo nuestro:   Nos pregunta usted que plan tenemos para este verano…

         Estamos acabando una comedia – todavía sin titulo- para Carmen Díaz, que ha de ser el primer estreno de la temporada de Fontalba.  Algo de carácter y ambiente muy moderno… y aún muy actual.  Muy español, pero no andaluz.

         A seguida continuaremos la obra ofrecida a Lola Mambrives, titulada – provisionalmente – “La duquesa de la Florida”, y que nos proponemos acabar a fines de año.  Lola Membrives, que ha estrenado en Buenos Aires “La Lola se va a los puertos”, con un extraordinario éxito personal, ha prorrogado allí su temporada y no vendrá a España hasta el próximo enero.

         Cumplidos estos dos compromisos volveremos a ocuparnos en nuestro viejo tema de “El hombre que murió en la guerra”, en el que venimos trabajando y pensando hace ya tiempo y ensayando algo que pudiéramos llamar la “comedia cúbica” – ¡no cubista! – con ciertas innovaciones técnicas, que no son ahora del caso.

         Y…nada más.  Usted nos preguntaba por el verano y nosotros le hemos hablado de caso todo el año.

         Sabe usted cuan de veras le estiman sus afectísimos amigos y compañeros.  q.e.s.m.

Manuel y Antonio Machado

      Por otra parte en el diario “La Libertad del 26 de julio de 1930, en su página 3, podemos leer este interesante artículo que dice:

“GENTE DEL TEATRO

LOS HERMANOS MACHADO.

      Todo llega en España si se vive. La cuestión es vivir. ¿No es cierto, D. Manuel y D. Antonio Machado?

      Hace muchos, muchos años que esta popularidad de que hoy gozan los hermanos Machado – llamamos popularidad en este caso al hecho de pasar de las minorías al llamado “gran Público” – se les debe.

      Hace muchos años que los hermanos Machado tenían derecho a esa gloria que lleva aoparejada consigo la fortuna…

      No; no os asustéis. No es que los hermanos Machado sean ricos ya a estas horas, gracias a su decisión de escribir teatro; pero el hecho es que su última producción teatral ha dado a las taquillas recaudaciones espléndidas, inusitadas, lo mismo aquí, en España, que en América.

      “Heraldo de Madrid” publicaba días pasados unas cifras elocuentes. La compañía de Lola Membrives, que ha hecho su primera temporada del año en Buenos Aires a base de “Pepa Doncel” y “La Lola se va a los puertos”, ha batido el record de entrada de todos los teatros bonaerenses, tanto de género español como extranjero y criollo.”

      Por otra parte, el escenógrafo Mignoni nos mostraba días atrás la carta que recibiera de un amigo suyo residente en Buenos Aires. En ella se decía que la última obra de los Machado había removido el ambiente argentino de tal manera que el estreno de “La Lola se va a los puertos” marcaba una fecha señaladísima en la historia del Buenos Aires teatral.

*

      Todo llega en España si se vive. ¿No recordáis? ¿No recordáis a Antonio Machado, glorioso ya -gloria íntima, gloria de verse comprendido por los menos y desconocido por los más -, llevando una vida gris, obscura, llena de patetismo, allá por Soria – ¡Soria Pura! – allá en Baeza, allá en Segovia…

      Verdad que los escogidos repetían fervorosamente sus versos. Pero ¿qué es la gloria literaria si no tiene repercusión en las multitudes?  Kipling decía que no se puede escribir un libro para menos de medio millón de lectores. Antonio Machado vendía dos mil ejemplares entre España y América.

      Pues aún nos parece mayor la tragedia de Manuel Machado, acudiendo una noche y otra, año tras año, a sentarse en una butaca, a oir lo que se les ocurría a Pérez, a Rodríguez. ¿Tres horas de encierro aguantando el chaparrón de vulgaridad?. Y después tener que escribir unas líneas juzgando muy seriamente a Rodríguez  y a Pérez. Y además ver a los Pérez  y los Rodríguez metiendo a Talía en un puño, como dueños y señores de la escena española. Pensad en lo que esto significa cuando se es un poeta, y un poeta como Manuel Machado. (Poeta y dramaturgo son sinónimos casi, y ha sido el maestro Benavente quien haq escrito – véase el tomo de sus “Conferencias”-  que no se puede ser dramaturgo sis ser poeta).

      ¿Comprendéis la nobleza, el suplicio, el altruismo y la amargura – ¿Por qué no?- con que en la mayor parte de las ocasiones Manuel Machado ha tenido durante tantos años que juzgar la producción reatral española?.

      Un día los hermanos Machado pensarían que era necesario demostrar una vez mas a la mediocridad que los poetas son, llegado el caso, más “hombres de teatro” que toda esa comparsa de analfabetos letrados que se dedica a hacer “cosas de teatro” con aquel tesón, con aquella voluntad inútil para el arte, de que hablaba Alfonso Daudet.

*

      – Y ahora. ¿en que trabajan ustedes?.

      – Estamos terminando una obra que Carmen Díaz estrenará en Fontalba en seguida.

      – ¿Título?

      – No lo se aún.

      – ¿Epoca?

      – Actual… También la hemos prometido a Lola Membrives escribirle “La duquesa de la Florida”; pero de esto no existe por ahora más que el título y el proyecto. Nosotros trabajamos despacio, es decir, seguimos escribiendo por el gusto de escribir, desinteresados del fin, manteniendo la propia actitud que hace treinta años, cuando escribíamos un soneto que no iban a leer más que una cuantos amigos.

      Claro que ssolo ese desinterés artístico -pensamos – es el que, en definitiva, obtiene el premio de lo que llaman positivo. Amad lo divino, que lo demás se os dará por añadidura.

      – Sé que han sido ustedes solicitados por algunos músicos… ¿Se decidirán por escribir algún libreto de zarzuela?.

      – Pudiera ser. Desde luego nos parece que los libretos de zarzuela deberán ser en verso. La música – la situación musical – sobreviene o debe sobrevenir cuando el verso, de puro inefable, ya no puede hablar.

      – ¿Se pueden conocer los secretos de la colaboración de ustedes?.

      – No hay secreto. Charlamos sobre la escena por hacer,  y el que la ve mejor la escribe. Luego, el otro se hace cargo de las cuartillas; quita y pone a su antojo, y se las devuelve al primero. Es una colaboración tan batida que al final no sabemos muchas veces cual es de Antonio y cual la de Manuel. Por eso, no nos sorprendemos cuando algún comentarista dice: ¡Como se ve aquí la mano de Manuel! en una cosa de Antonio. O Viceversa.  Esta es una pequeña e inocente diversión que nos proporciona el teatro.

      Don Antonio, con el puño del bastón entre las manos, sonríe ahora con su sonrisa nde niño grande, oyendo hablar a su hermano Manuel.

                                               PRAY  OAM

A continuación reproducimos el articulo tal y como se editó el diario “La Liubertad” del 26 de julio de 1930.

      En este mes de Agosto la revista “LA ESCUELA MODERNA”, en la que se habla de juna clase semanal en la que se recitan versos de muchos de nuestro poetas, entre los que no podían faltar ni Manuel ni Antonio Machado.

Destacamos que en el diario “El Sol” de fecha 3 de agosto se publica un artículo de Francisco Machado Ruiz titulado “Sobre los dementes en las prisiones”, en la que se urgen algunas reformas urgentes en los establecimientos penitenciarios. Se comenta que “ ocurre que son frecuentes que, ya sea porque  hayan caído en demencia después de haber sido sentenciados, o que hayan sido declarados irresponsables por los Tribunales de Justicia como consecuencia de las pruebas periciales practicadas en juicio, o, lo que es lo mismo, que ya sean penados, ya sean reclusos cuya inimputabilidad haya quedado demostrada, lo cierto que bien unos u otros, los primeros mientras son destinados a la penitenciaría judicial existente hoy en el Puerto de Santa María, y los segundos mientras se practican las diligencias necesarias para su conducción a los manicomios  provinciales, permanecen en en las prisiones provinciales, y en las de partido, mientras se concluyen los sumarios, en circunstancias tan difíciles, que…

        Hay muchos de los reclusos que manifiestan tendencias suicidas y que no debieran compartir celda con otros reclusos….No digamos nada del caso del loco furioso al que hay que recluir para que no atente contra sus compañeros o funcionarios encargados de su custodia y tratamiento.

      Por ello es absolutamente imprescindible el dotar a todas las prisiones de elementos especiales y de departamentos adecuados, para evitar tantas desdichas.

      Conviene leer detenidamente este trabajo para entender la situación de los reclusos en aquellas fechas.

                        A finales de agosto el diario “La Nación” publica las próximas actuaciones de Lola Membrives en Buenos Aires y en Montvideo, ciudades en las que se representarán la obra de los hermanos Machado “Las adelfas”.

      Pero no es solo el teatro el medio de difusión de la obra de nuestros poetas, la radio, cada vez con más medios y fuerza, va entrando en acción y en los anuncios de la programación de las emisoras de Unión Radio de Sevilla del jueves 28 de agosto podemos leer, en la revista ondas, que se escuchará , sobre las once de la noche, “Cante Jondo” de Machado y, suponemos que con la voz de Font de Anta.

            Y seguimos con el éxito de “la Lola se va a los puertos” que es representada en Gijón el 29 de agosto por la compañía de Carmen Diaz, que tras un grandioso éxito se levantó el telón repetidas veces en honor aos autores, hermanos Machado.

      En “Los lunes de el Imparcial del 5 de octubre leemos un artículo sobre la obra poética Esencias de Pilar de Valderrama, con notas marginales de Antonio Machado, que dice: ”la lírica de Pilar de Valderrama no es sólo piadosa, es también apasionada, fervientemente vital, llama que aspira a poca luz, pero que arde y quema.

      En la Gaceta Literaria del día 15 de octubre de 1930, Teófilo Ortega escribe un amplio artículo titulado “El teatro futuro, según las actuales generaciones”, en el que recoge y comenta las opiniones que sobre el tema tiene Antonio Machado, puntualizando los siguientes apartados:

      En colaboración con los siglos.

      Acción y Diálogo.

      Instinto y Razón.

      El Ritmo. Freno y Disciplina.

      En el mes de octubre de este año, día 21, se concede el Premio infantado por la sociedad propietaria del teatro Calderón a la obra dramática más destacada de la temporada “actual”, recayendo el premio en la titulada “Monte de abrojos”. Se relacionan otra obras presentadas al premio que merecieron ser destacadas.

      Firmaron la concesión del premio el jurado compuesto por Manuel Machado, José Alsina, C. Jiménez Encinas y Arturo Cuyás de la Vega.

La not¡cia fue publicada por el diario “!La Nación” el día 22 de octubre de 193º.

      Muestra de la fuerte incidencia que el mundo taurino tenía en la sociedad en aquellos años, tenemos, entre otras, la revista “La Fiesta Brava”, editada en Barcelona, que publica un trabajo sobre la poesía castellana en el entorno de “los toros”.

      Se acerca el final del año y se celebra un homenaje a  María Palou y a Jacinto Benavente

      A finales de año se anuncia el “La Libertad” el regreso a España de Lola Membrives para iniciar y preparar su próxima y nueva temporada en los teatros madrileños y españoles. Se habla de un estreno de una nueva obra de Manuel y Antonio Machado.

      Como última noticia sobre los Machado publicada en diciembre, concretamente el día 30, se comenta en la prensa que Gloria Bayardo recorre varios teatros y locales recitando, con su buen hacer, sensibilidad, gesto expresivo y la sonoridad de su voz,  la lirica incomparable de varios poetas españoles, entre los que destacamos a los hermanos Machado, a Unamuno, Villaespesa, Zorrilla, Campoamor y Eduardo Marquina, Carrere, Gabriel y Galán y  Díaz-Canedo.

      Entre estos medios periodísticos destacamos la publicación “El Mañana”, en su edición del 30 de diciembre de 1930.

La familia MACHADO RUIZ en el primer semestre de 1930

En la imagen destacada del principio del artículo correspode a LEONOR MACHADO MARTÍNEZ, sobrina de los poetas MANUEL y ANTONIO MACHADO e hija del hermano de ambos FRANCISCO MACHADO.

La familia Machado en el primer semestre de 1930.

      El régimen de Primo de Rivera nunca pasó de ser un régimen de excepción, y como tal pronto terminó su tiempo. Su idea básica, el corporativismo de 1926, nunca llegó a aplicarse seriamente.

      Primo de Rivera no tenía  experiencia política para superar el desmantelamiento del régimen anterior liberal-parlamentario, ni para entender y controlar lo que estaban haciendo ni como.       Por ello, una vez afrontó la dictadura los dos problemas que parecían más graves, el problema marroquí y el orden público en Barcelona, perdió la oportunidad de poner término a la situación de excepción y reiniciar una normalidad revisada. Pero ni lo izo ni probablemente pudo.

      El sistema corporativista apenas tuvo resultados prácticos, solo en el ámbito de las relaciones laborales y de forma muy limitada. En el resto de temas ni siquiera se propusieron ensayar ni continuar lo anteriormente avanzado.

      Fueron incesantes los enfrentamientos con la universidad, la prensa, los colegios profesionales, los partidos políticos históricos o republicanos y las organizaciones obreras.

      La situación económica empezó a deteriorarse a partir de 1926, a la que se unió la nueva crisis mundial iniciada en Estados Unidos con el conocido como “crack bursatil del 29”. La peseta cae y se agrava el aumento de la deuda pública. Se desvela la gravedad de la crisis económica y los problemas de la política económica y financiera española.

      A finales de 1929 se produjo la intentona golpista de Sánchez Guerra, apoyado por algunas unidades militares y por algunos grupos civiles, pero fracasó, aunque terminó por aniquilar la voluntad continuista y el apoyo al proyecto de nueva constitución de Primo de Rivera formulada por la Asamblea consultiva  Nacional, con el claro distanciamiento de las fuerzas que inicialmente habían apoyado al dictador.

      Las presiones para que dimitiera Primo de Rivera aumentaron de forma drástica, y no recibió ni el apoyo de militares, que manifestaron que ya no tenían su confianza.

      Finalmente, el 28 de enero, Primo de rivera presenta su dimisión al Rey, haciéndose pública el 30 de enero. El general abandona España y fallecerá en París el 15 de marzo inmediato. Ni siquiera sus partidarios, agrupados en Unión Patriótica, mantuvieron esperanzas de volver al poder.

      Alfonso XIII confió al jefe de su casa militar, general Berenguer, el encargo de formar un gabinete neo-conservador, con un máximo de políticos de “la vieja guardia”, que le garantizaran, al rey, un retorno progresivo a la legalidad constitucional de 1876.

      Pero los grupos políticos ya no creían en este posible regreso al sistema del 76. Ni querían.

      Se intentó, con los conservadores, restaurar los mecanismos electorales, el censo y las teóricas garantías constitucionales, pensando que así se regresaría a situaciones anteriores. Pero este proyecto no tuvo respaldo y los grupos políticos y los agentes sociales empezaron a manifestarse contra el gobierno y la monarquía.

      En este sentido fueron importantes, para la clase política y para la ciudadanía, las siguientes manifestaciones públicas:

      El 20 de febrero de 1930 Miguel Maura, en principio monárquico, pronuncia en San Sebastián un discurso contra la monarquía y a favor de la República.

      El 13 de abril, en Valencia, Niceto Alcalá Zamora, manifiesta lo mismo, alegando que es la propia monarquía, con sus recientes actos, la que produce la negación de la misma.

      El 25 de abril, en el Ateneo de Madrid es Indalecio Prieto, ante una concurrencia republicana y socialista, el que así se manifiesta.

      En el teatro de la Comedia el político Melquiades Álvarez crea el llamado “grupo constitucionalista”, al que se vinculan numerosas personalidades monárquicas y que exigía a los republicanos una convocatoria de Cortes constituyentes.

      Durante los meses de abril a finales de junio de 1930 se reconstruyen centros sindicales, grupos políticos de profesionales, buscando todos nuevos afiliados o seguidores. Así, los “centros revolucionarios” se convierten en avanzada de programas concretos de gobierno o de acción contra la monarquía. En el Ateneo, dirigido por Marañón y Azaña, en el Colegio de Abogados bajo el gobierno de Gallardo y Miguel Maura, y en la Academia de Jurisprudencia con Alcalá Zamora al frente.

      Llega el verano de 1930 y la tensión política, después de crecer sin tregua en el primer semestre, se toma un breve descanso.

      Mientras todo esto sucedía la ciudadanía seguía viviendo en sus actividades más o menos normales o consuetudinarias. El ritmo de la vida, aunque levemente alterado, siempre de forma creciente, seguía su camino y las vivencias se sucedían con aparente normalidad.

      En aquellas fechas de primeros del año de 1930 la revista Nuevo Mundo publica entrevistas con numerosos “aspirantes” a la vacante dejada por el insigne académico “Andrenio” en la Real Academia. Los más señalados son Ignacio Bolívar y Martínez Kleiser, pero se barajan también los nombres de Valle Inclán, Pío Baroja, Gregorio Marañón, Dionisio Pérez, Luis Araquistáin, Antonio Zozaya, González Anaya, Salvador Canals, Juan Ramón Jiménez, José María Salaverría y Manuel Machado.

      Manuel Machado dice: “Tengo de la Academia Española la más alta opinión. Creo que cumple perfectamente y con plena autoridad, su misión de supremo tribunal del lenguaje instituido para consagrar el uso y corregir o enfrentar el abuso en esta materia.  Aceptaría encantado y honradísimo el ser propuesto académico. Lo que no hago es llamar yo a las puertas de la Academia; porque entiendo que ella debe elegir con absoluta libertad los elementos que convengan a sus propósitos y necesidades. En cuanto a la labor que yo podría realizar en la Academia, solo he de decirle que pondría en cualquier trabajo que se me encomendase la mejor voluntad y el mayor cuidado”.

      Leemos en el Heraldo de Madrid del día 11 de febrero de 1930 que en el teatro de la Zarzuela se representa, a las 10,30, “La lola se va a los puertos”. Sigue el éxito de la obra.

      Y el 21 de este mismo mes de febrero, en su página 16 vemos una fotografía tremendamente curiosa, aunque fue difundida en varios países, pero años más tarde.  Es una fotografía de Albert Einstein con un violín en las manos, pues era un notable violinista, siendo ésta una de las actividades importantes en su vida. El pie de página de la fotografía dice: “El célebre profesor hebreo Einstein, que siempre nos pareció tener una hermosa cabeza de músico es, en efecto, un virtuoso, según la sorprendente noticia que recibimos de Berlín y la fotografía que reproducimos.

      El autor de la famosa teoría de la relatividad tañe, con gran maestría, el violín, y como violinista tomó parte recientemente en un concierto de música religiosa y clásica. Alberto Einstein aparece en la foto acompañado por Lewandowsky”

         A esta fotografía añadimos otras que hemos encontrado y que reafirman la gran afición que Albert Einstein tenía por la música clásica y por el violín.

      Francisco Machado había sido destinado a León como director de la Prisión Provincial de esta ciudad el 26 de octubre de 1929, tomando posesión el 18 de noviembre de ese año y cesando en el cargo el 23 de enero de 1931 fecha en la que fue destinado al Reformatorio de Adultos de Alicante, donde cesó el 9 de enero de 1933. 

      En estos primeros meses de 1931 Francisco Machado frecuentaba uno de los cafés del paseo marítimo de Alicante. Recuerda mi madre, Leonor Machado que alguna vez la llevaba su padre y que por lo menos en uno de aquellos paseos se encontraron con el cantante cubano Antonio Machín, con el que Francisco Machado había entablado una cierta amistad, tal vez basada en su condición de letrista de canciones. Recordemos la conocida canción titulada “Basilisa” estrenada en aquel año de 1930 y cantada por Aurelita Ballesta, con un importante éxito.

Francisco Machado, por Isabel Barrilero.

      Los poemas de Manuel y Antonio Machado, y en este caso de Antonio, tienen una importante acogida en los medios de comunicación existentes en aquellos años. Así en la revista Ondas del 22 de febrero de ese año se cuenta que en la emisora Unión Radio el viernes 28 se reproducirán cuatro poemas de Antonio Machado, adaptados para soprano y cantados por Sylvia Serolf, acompañada al piano por María de Pablos, y que son: “a) La noria, b) El cadalso, c) Verdes jardinillos y d) Yo voy soñando caminos. Todo ello en el programa “Los jóvenes compositores”.

      En esta misma revista y en el mismo número se publica un reportaje sobre la pianista María de Pablos y se reproducen los textos de dos de los poemas de Antonio Machado que se emitirán, como hemos indicado, en Unión Radio.

            Se anuncia el 24 de febrero que “al día siguiente, martes, a las diez y media de la noche, en función de gala y homenaje al glorioso titular del coliseo de la calle de Atocha, se representará el inmortal drama “El alcalde de Zalamea”, interpretado por el genial actor Enrique Borrás. …. Los ilustres poetas Eduardo Marquina y Manuel Machado leerán algunas poesías, y el insigne presidente de la Real Academia, D. Ramón Menéndez Pidal, abrillantará la fiesta con unas cuartillas.

      Sus majestades honrarán con su presencia el espectáculo…..”.

      Como fotografía curiosa reproducimos ésta en la que se ve como se cambian las letras de la “Asamblea Nacional” que el anterior gobierno dio al Congreso de los Diputados, publicada por la revista Mundo Gráfico en este mes de febrero.

      Rápido fue en cambio de la rotulación. Desde luego apenas esperaron a efectuar el relevo en el nombre de la Cámara o Congreso de los Diputados, tras la dimisión del general Primo de Rivera como Dictador y Jefe del Gobierno de la nación.

      Mientras seguía imparable el éxito de la “Lola se va a los puertos”, que como anuncia el heraldo de Madrid del día 8 de abril se estrena en Valencia y en Segovia (con otra compañía).

      El 11 de abril se recoge en Nuevo Mundo, en el número 1.890, la inauguración del Palacio de la Asociación de la Prensa de Madrid, de cuya Junta directiva formaban parte Manuel Machado y don Francisco Verdugo (a su lado). Por ello aparece en la fotografía con los reyes de España D. Alfonso XIII y Doña Victoria, acompañados por el infante don Fernando y el Presidente de la Asociación de Prensa, Francos Rodriguez

.      Nos llama la atención que siendo “tan mirado en las formas” Manuel Machado mantuviera esa extraña posición, para la fotografía de turno, con su impecable chaqué y las manos en los bolsillos, además se intuye una incipiente sonrisa, que sugiere una cierta ironía.

      Por otra parte, el día anterior, se celebró por las actrices madrileñas una reunión para organizar fiestas a beneficio del Montepío de Actores.

      Mucha fueron las actrices asistentes y varios los “asesores” de la asamblea, entre los que se encontraba Manuel Machado en representación del diario “La Libertad”. Hubo asesores en representación de los diarios Estampa, ABC, Heraldo de Madrid, El Sol, El liberal, La nación, La Voz, informaciones, El Debate, El Imparcial y El Noticiero.

      Se nombró como Presidenta honoraria a María Teresa Montoya, como Presidenta a Aurora M. Jaufret, Vicepresidenta a Carmen Díaz, Secretaria 1ª a Conchita Constanzo, Secretaria 2ª a Aurora García Alonso, Tesorera a María Caballé, Contadora a Carmen Rico …. Directora de espectáculos a María Caballé y Directora de secciones a Teresa M. de Arcos.

      Recordamos que en la Gaceta se había publicado a primeros de año el profesorado para 1930 del Instituto de Segovia, en el que repetía Antonio Machado como profesor de francés y Rubén Landa Vaz de Inglés y Filosofía.

      Ese mismo día el diario “La libertad” hace referencia, con dos humoradas gráficas, a la Italia de Mussolini y la situación de la bolsa de  Nueva York, a la par que comenta la depreciación de la peseta.

Por otra parte recordamos que en la Gaceta se había publicado a primeros de año el profesorado para 1930 del Instituto de Segovia, en el que repetía Antonio Machado como profesor de francés y Rubén Landa Vaz de Inglés y Filosofí

      Se acercan los meses de verano, junio, julio y agosto, y la actividad oficial comienza a decaer. Pronto volverá Antonio Machado a Madrid.

      Y Manuel y Antonio volverán a trabajar intensamente en sus obras de teatro pendientes conocidas, “La prima Fernanda” y “La Duquesa de Benamejí”, la no estrenada hasta pasada la guerra civil “El hombre que murió en la Guerra” y probablemente sobre las hasta hace poco de existencia desconocida como “Adriana Lacouvreur” y “La Diosa Razón”.  

      El Heraldo de Madrid comenta que Antonio Machado ha presidido el Jurado del Certamen literario-musical en Segovia, por lo que el 22 de junio se entregarán los premios seguidos de juegos florales y de un banquete al aire libre a celebrar en el paseo del Salón, después se visitaran las fuentes de la Granja, que correrán en su obsequio. Se organizan trenes especiales que saldrán de Madrid y autobuses para ir desde Segovia a la Granja.

      Finalmente, a final del semestre, según indica el diario “La Libertad” el 19 de junio de 1930, se celebró homenaje a los hermanos Machado en Sevilla con la representación de “La Lola se va a los puertos” interpretada por la actriz sevillana Carmen Díaz en el teatro de la Exposición. Antes de iniciarse la representación de la obra el poeta Alejandro Collantes de Terán leyó unas primorosas cuartillas ante un teatro totalmente abarrotado.

      El mismo diario comenta que el día 20 se representó la misma obra teatral en Badajoz, por la compañía Palou-Sassone.

      Y con esta referencia damos por terminada la breve crónica del primer semestre de 1930 en la vida de la familia MACHADO RUIZ.

La familia MACHADO RUIZ en el segundo semestre de 1929.

En la imagen destacada del principio del artículo correspode a LEONOR MACHADO MARTÍNEZ, sobrina de los poetas MANUEL y ANTONIO MACHADO e hija del hermano de ambos FRANCISCO MACHADO.

1929.  La familia Machado desde mediados de año

Antecedentes de la situación político-social de la España de 1929.       El 7 de diciembre de 1922 se formó el que fuera el último gobierno constitucional de concentración liberal inmediato anterior a la Dictadura de Primo de Rivera. Este gobierno, formado por García Prieto, tuvo presencia de partidos y políticos reformistas, como Melquiades Álvarez (que fue Presidente de las Cortes) y Pedregal como ministro de Hacienda, y otros liberales radicales como Santiago Alba.

Esto provocó alarma entre los conservadores, el ejército y el Rey.

      Este gobierno, presidido por el débil García Prieto, marqués de Alhucemas, se desmoronó rápidamente y sin ofrecer resistencia a los partidos republicanos, socialistas, comunistas y anarquistas que recurrieron a convocatorias de huelgas y a manifestaciones y declaraciones contrarias a posibles dictaduras militares, entre los días 13 y 14 de septiembre. La reacción militar llegó por parte del capitán general de Cataluña, Miguel Primo de Rivera, que hizo público un manifiesto invocando “la necesidad de la salvación de la patria” para “liberarla de los profesionales de la política”, proponiendo constituir en Madrid un Directorio inspector militar con carácter provisional.

      El día 15 de septiembre el rey llamaba al general Primo de Rivera y le nombra jefe del Gobierno, y éste, manifestando no creerse capacitado para el desempeño concreto de carteras ministeriales y siendo su propósito constituir un breve paréntesis en la marcha constitucional de España, forma ese mismo día un Directorio Militar, suprimiendo los cargos de Presidente del Consejo de Ministros, las subsecretarías, atribuyéndose todos los poderes como ministro único y con poderes para desempeñar el poder legislativo mediante decretos con fuerza de ley. Suspende las garantías constitucionales declarando el estado de guerra y cesando a los gobernadores civiles de las provincias, quedando éstas encomendadas a gobernadores militares. El mismo día 15 disuelve las Cortes.

      A pesar de la “transitoriedad y provisionalidad” de las medidas, el Directorio se configura como una auténtica dictadura técnica encomendada a todo el ejército. Se pasa a una “junta militar” quedando las instituciones constitucionales, salvo el rey (que queda en un plano neutro), desmanteladas, librándose únicamente los tribunales a quienes se detraen importantes funciones en beneficio de la jurisdicción militar.

      En aquellos días (17.9.23) se crea una milicia adicta en todas las provincias a imagen de la milicia catalana, con el nombre de somaten.

      A partir de estas fechas se inicia una primera etapa en la que el directorio militar y el dictador basan en el ejército el recambio del sistema político. Le sigue una segunda etapa que marca el apogeo del poder personal del dictador, basado en sus éxitos en la política marroquí  (Alhucemas, derrotas de los nacionalistas rifeños). Esta etapa se inicia el 3 de diciembre de 1925 y finaliza el 10 de julio de 1927 al darse por terminadas las operaciones militares en Marruecos. En esta etapa se produce la “sanjuanada”, conspiración político militar, auspiciada, el 24 de junio de 1926 por políticos viejos y jóvenes (de Romanones a Marcelino Domingo, y militares como Weyler y Batet) que prefigura las luchas que por el poder se van a desencadenar contra la dictadura.

      La victoria en Marruecos el 10 de julio de 1927, abre una tercera etapa, caracterizada por la búsqueda de un aparato político-institucional consonante con la continuidad del poder personal de Primo de Rivera.

      En septiembre de 1927, el día 12, se publica un decreto que crea la Asamblea Nacional, puramente consultiva, en la que se elaboran proyectos de leyes y a la que se encarga un anteproyecto constitucional y orgánico de leyes fundamentales. El anteproyecto gestado por la Asamblea, a pesar de ser muy moderado, no suscitó ningún entusiasmo ni en el Dictador ni en los círculos políticos. A pesar de ello Primo de Rivera se avino a publicarlo como anteproyecto el 6 de julio de1929.

      Con esta publicación se cierra la tercera etapa de la dictadura en julio de 1929,

      A partir de esa fecha la calma aparente que se registraba hasta esos momentos se convierte en una interminable serie de tensiones económicas y políticas ante las cuales el “régimen de excepción” entra en su fase final. Destacamos, que en esas fechas, octubre de 1929, se desencadena en Estados Unidos el conocido como “Crak del 29”, que aunque en los primeros meses llegó a España sin gran acritud, rápidamente fue consolidándose como un gravísimo problema económico.

1929.  La familia Machado desde mediados de año

      A mediados del año de 1929 los cinco hermanos Machado Ruiz vivían en los siguientes domicilios:

Manuel Machado en el suyo habitual de los últimos años (desde 1917) en la calle Churruca núm 15, entresuelo izquierda exterior, de Madrid; vivía con su esposa Eulalia Cáceres Sierra y con su suegro, Francisco Cáceres Aldama, ya jubilado, que había sido farmacéutico en Sevilla, viudo y que, ciego en aquellos años, vivía con su hija Eulalia y con su yerno en la casa de éstos en Madrid.

Antonio Machado en Segovia, aunque se desplazaba los fines de semana y días festivos y vacacionales a Madrid, a su casa de General Arrando núm. 4. En este domicilio, arrendado en la primavera de 1917, vivía su madre, Ana Ruiz Hernández y el hermano José, con su familia.  Era un primer piso, eso decía en la rotulación del edificio, pero realmente era un tercero a efectos de escaleras.  La vivienda tenía, (y tiene), tres habitaciones con balcón a la calle. Siendo el de la izquierda el que ocupaba, cuando estaba en Madrid, Antonio Machado, utilizándola de dormitorio, cuarto de trabajo y su sala de estar con los amigos que le visitaban; la vivienda tenía, además de cocina y cuarto de baño, otras cinco habitaciones en las que dormían los restantes miembros de la familia que en ella convivían.

José Machado, con su esposa Matea Monedero Calvo y sus dos primeras hijas, Eulalia (1924) y María (1926), en Madrid, en la casa de Antonio en General Arrando núm. 4; la tercera hija, Carmen, nació en 1931, viviendo hasta noviembre de 1936 en la misma vivienda.

Joaquín Machado era viudo en estas fechas. Si esposa Victoria Naharro había fallecido años antes (sus restos están enterrados en la misma sepultura que el “abuelo” Antonio Machado Núñez, en el cementerio civil de la Almudena en Madrid). Había sido funcionaria en el ministerio de trabajo, donde también trabajaba Joaquín.  No hubo hijos en este matrimonio.

Francisco Machado, junto a su esposa, Mercedes Martínez López, sus tres hijas, Ana (1917), Mercedes (1918) y Leonor (1924), y acompañadas por una tía de Mercedes Martínez López que con ellos vivía (Carmen), en Toledo, pasando a las dependencias que para funcionarios tenía la Prisión Provincial de León, para la que fue nombrado director en noviembre de 1929 y en la que permaneció hasta enero de 1931. De este destino leonés pasó, como director, al Reformatorio de Adultos de Alicante, donde le sorprendería la proclamación de la II República, siendo el 7 de enero de 1933 cuando fue destinado como director de la nueva Prisión de Mujeres de Madrid, nombrado por Victoria Kent, y hasta octubre de 1936, fecha en la que fue destinado a Valencia.

      De estos meses del segundo semestre de 1929 podemos reseñar los siguientes hechos sobre sus vidas, vivencias, actividades o sobre noticias con ellos relacionadas, aunque queremos indicar, en primer lugar, que a principios del año 1929 el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes publicó el profesorado del instituto de Segovia para dicho año de 1929 que fue el siguiente:

      Destacamos de esta notificación pública la titularidad de Antonio Machado en “Francés” y las de Rubén Landa Vaz en “Ingles” y en “Filosofía”.

      El 5 de julio, como ya hemos indicado, se publica, realmente el día 6 de julio, el anteproyecto constitucional, pero resultó un autentico fracaso político al que acompañó un importante distanciamiento de los sectores que habían apoyado a Primo de Rivera en su etapa inicial (el rey y los intereses del capital industrial y financiero).

      Se había superado por la dictadura la intentona de enero de 1929 de Sánchez Guerra, con el que había colaborado una importante conjura civil y varios regimientos militares, pero esto no había impedido que la voluntad continuista de Primo de Rivera se mantuviera indemne, mas bien quedó muy dañada y con una creciente oposición de los grupos contrarios al régimen del dictador.

      El 5 de julio de este año apunta el diario Atlántico, en su sección “Bibliografía”  la siguiente manifestación: “La poesía moderna tiene cinco puntas, y son: Góngora, Mallarmé, Valéry, Juan Ramón Jiménez y Antonio Machado”.  Como leemos se incluye entre estos grandes poetas representantes de la poesía moderna a Antonio Machado, prescindiendo de su hermano Manuel y añadiendo, a pesar de la distancia temporal a Luis de Góngora.

      Este mismo día, Eugenio D’Ors expone sus simpatías por el fascismo italiano en La revista Nuevo Mundo, en la sección denominada “Palique”, en la que dice: que si bien Antonio Machado sentenció “No nacen ideas de los puños”, lo cual es cierto, pero conviene aclarar, dice, que en realidad lo importante es la “autoridad”.

      Evidentemente se van configurando en los diferentes estratos culturales y sociales una división ideológica que acabará provocando la lamentable contienda civil en la España del 36 y mientras esta llega unas tensiones en aumento entre los criterios y manifestaciones públicas de la ciudadanía.

      Mientras avanza el verano, el 12 de julio, también en la revista Nuevo Mundo, se reproduce una fotografía de la musa andaluza Carmen Valiente, que acompañada de una guitarra evoca los lienzos de Julio Romero de Torres, buen amigo de los poetas Machado. Junto a esta foto se reproduce el poema de Manuel Machado Cantares, que dice: “ Vino, sentimiento, guitarra y poesía …..”.

      Manuel y Antonio están en la primera quincena de julio en Madrid. Manuel trabajando como director en la Biblioteca Municipal, sita en la calle Fuencarral esquina con la calle Barceló, junto a Churruca 15, su domicilio.  Antonio esta en Madrid desde primeros de mes, al haberse iniciado las vacaciones de verano y fin de curso en el Instituto Segoviano.

      Manuel inicia sus vacaciones el día quince de julio, con sus itinerarios habituales de los últimos veranos. Su suegro que había vivido esos últimos años con ellos, ya había fallecido y no les quedaban ataduras que impidieran o dificultaran el desplazarse fuera de su domicilio. Primero viajan a Burgos para visitar y felicitar a la hermana de su esposa Eulalia, de nombre Carmen, que profesaba como monja en convento de esta ciudad castellana (esta tradicional visita a su cuñada le costó su inmovilización en Burgos en el año 1936 y prácticamente durante toda la guerra civil española).  De Burgos viajaban al país vasco, hacia Fuenterrabía.

      Ambos hermanos aprovechan estos días veraniegos y calurosos de julio y agosto para finalizar, repasar y perfilar su obra teatral “La Lola se va a los puertos”. El trabajo es intenso pues ambos son muy perfeccionistas con sus trabajos literarios.  Tal vez Antonio acuda alguna tarde al encuentro de Pilar de Valderrama en el café de Cuatro Caminos o junto a la fuente de la Moncloa, si es que ésta mujer estaba en Madrid y no en la finca de su marido en Palencia.

      Francisco en su trabajo en Toledo, esperando la notificación de su traslado a Alicante y pendiente de la edición de su poemario sobre leyendas toledanas. Mientras, sigue escribiendo …… poesía, teatro, letras para libretos de zarzuela, guiones para el cine, letras para canciones y trabajos jurídicos.  Por la fecha podemos deducir que debía estar en contacto con Aurelita Ballesta, o con sus representantes, para la grabación y edición (que se efectuó a principios del año siguiente) de la canción popular, cuya letra era suya, y que se titulaba “Basilisa”.  Hoy, 2021, se sigue interpretando en fiestas populares y verbenas por amplias zonas de la geografía española sin indicar los orígenes de la canción, como si hubiera sido una canción de larga tradición popular.

      José pendiente de sus clases de dibujo y de los encargos que le llegaban.

      Joaquín más independiente, vivía tranquilo con su mujer, Carmen, en la calle Altamirano, y centrado en su trabajo en el equivalente al actual Ministerio de trabajo.  Sin duda su problema con la voz ( le habían practicado una traqueotomía durante su estancia en Guatemala en los últimos años del siglo anterior como consecuencia de una importante infección adquirida en las plantaciones de caña en las que estuvo trabajando) le producía una forma de ser menos comunicativa de lo normal (al menos  con la palabra).

      Por otra parte en la revista La Estampa del 16 de julio publican la siguiente referencia relacionada con la publicación por parte de Francisco Machado de su poemario “Leyendas toledanas”, que como se dice en ella obtuvo un feliz éxito de publico y de crítica.  Sin duda fue un importante acontecimiento en la familia, pues era otro hermano el que se unía a la trayectoria literaria familiar. El abuelo Antonio Machado y Núñez, el padre Antonio Machado y Álvarez, la abuela Cipriana Álvarez Durán y su hermano Francisco Álvarez Durán, su bisabuelo José Álvarez Guerra y los hermanos de éste, Juan y Andrés Álvarez Guerra y el tío de su abuela Copriana, Agustín Durán de Vicente Yañez. Notables los antecedentes familiares. Y finalmente, en aquellos días, Manuel Machado Ruiz, Antonio Machado Ruiz y el recién incorporado a la “saga” Francisco Machado Ruiz.

      En el Heraldo de Madrid del 20 de julio F. Martínez Corbalán publica en la sección “Todas las Noches” nos dice:  “Recuerdo que un día, ante ese gran pontífice, ese inimitable don Ramón del Valle-Inclán, recitábamos algunas de esas letras que compuso ese “Verlaine” con “el alma de nardo del árabe español”: digo Manuel Machado.

Uno decía

      Todo está en acostumbrarse:

      cariño le toma el gitano

      a las rejas de la cárcel.

Y otro:

      Aquí no hay na que ver

      porque un barquito que había

      tendió su vela y se fue.

      Cada uno, en aquella inolvidable peña del Lion D`Or que presidía el autor de “Los cuernos de Don Friolera”, con Ricardo Baroja, Anselmo Miguel Nieto, Romero de Torres, Penagos y tantos otros, lanzaba la copla más de su gusto:

      Mi pena es muy mala

      porque es una pena que yo no quisiera

      que se me quitara.

      Penas si tiene que rabie,

      que cuando yo las tenía

      nadie vino a consolarme.

      Y entonces Valle-Inclán dijo la suya:

      En un cuartito los dos,

      veneno que tu me dieras

      veneno tomaba yo.

      Tiempo pasado, tiempo viejo, lleno de recuerdos y evocaciones, cuando el pobre Julio Antonio, con voz ronca, borrada, donde ya se veían los responsos de la muerte, cantaba a mi oído:

      Cuando se muere un minero

      se lo llevan a enterrar

      entre cuatro compañeros

      y aquí no ha pasado na.

¡Pobre Julio, a quien la gloria nos arrebató un día! En los reservados de Los Candelas, Ramón Montoya tocaba para él.

      Manuel y Antonio Machado no eran asiduos de las tertulias o reuniones del Café Lion D´Or, pues tenían las suyas propias, pero como buenos amigos de los que la frecuentaban, iban con una cierta frecuencia, y en aquel año de 1929 fue Manuel, que residía en Madrid, el que más asistía, como se lee en este hermoso artículo publicado en el Heraldo de Madrid.

      En la mitad del verano nos encontramos con una nueva referencia en el Imparcial del 28 de julio al libro de Francisco Machado “Leyendas Toledanas”. Esta referencia es más extensa y detallada que otras de aquellos días, por lo que reproducimos copia de la misma:

      El 15 de agosto llega la noticia (La libertad de 15/8) del estreno con gran éxito de Julianillo Valcárcel en Santiago de Chile.

      Y en El imparcial del 10 de agosto se comenta:

      Se va acercando la fecha del estreno en el teatro Fontalba de Madrid, y la expectación va en aumento. Se han creado grandes expectativas y por ello un interés creciente sobre la obra.

      Como prueba del interés que en el mundo cultural y literario tienen las obras de los hermanos Machado, y en este caso de Manuel, el día 18 de agosto se celebró en Pontevedra una fiesta literaria en la que fueron leídos poemas de Manuel Machado y el escritor local Antonio Blanco Porto, que leyó un discurso de Martínez Sierra, que no pudo  asistir, sobre un canto a la mujer.

      En este mes de agosto se habían reiniciado las sugerencias a Primo de Rivera para que afrontara una retirada honorable de la política, pero no las escuchó, y siguió impertérrito su senda mal trazada.

      La oposición y las manifestaciones contrarias al gobierno fueron en aumento creándose un ambiente hostil, no solo en las clases políticas sino también entre la ciudadanía.

      Fueron meses de una creciente inestabilidad política y de un aumento de la decreciente popularidad de Primo de Rivera, que a pesar de ello seguía aferrado a sus planteamientos mientras buscaba fórmulas para reconducir, a su favor, la situación.

      Por otra parte, – la machadiana -, llegamos al 22 de agosto y en “La Libertad” se publica un avance de la próxima temporada teatral.

   El empresario del teatro Fontalba, el Marqués de Fontalba, nos dice que el tres de octubre inicia su teatro la nueva temporada con las obras previstas de Jacinto Benavente, Eduardo Marquina y “los ilustres hermanos Machado”, a la vez que destaca que actuará como primera actriz y directora Lola Membrives.  La temporada, anuncia, terminará el seis de enero de 1930.

   Ya en fecha de 1 de septiembre de 1929, en la primera página del diario “La Libertad”, y en los días sucesivos, figura Manuel Machado en la relación de los miembros de la Redacción de dicho diario.  El director del diario, Ángel Lázaro, que desde hacía varios años era buen amigo de Manuel, se va convirtiendo en importante seguidor de los hermanos MACHADO.

   En los días previos al 16 de septiembre se baraja en la prensa de esos días, el posible nombramiento de Manuel Machado como representante de España en el Congreso Internacional de Crítica Dramática y Música que se iba a celebrar en Bucarest a partir del 16 de ese mes de septiembre. No sabemos las causas, aunque de algunos medios de prensa se puede deducir que Manuel Machado declinó la “invitación”, no asistiendo finalmente a la convocatoria rumana.

   En esos mismos días, concretamente el 12 de septiembre de 1929, se publica en el diario ”Heraldo de Madrid”, un amplio artículo sobre el General Cabrera, los carlistas y Morella, titulado “La sombra de Cabrera” en la que se habla de la ejecución, por el general Cristino Nogueras, de la madre del carlista Cabrera. Se dice que esta ejecución hay que considerarla como un acto reprobable, injustificable, y se dice y se comenta que para aquellos campos de Morella parecen escritos los siguientes versos de Antonio Machado:

      El númen de estos campos es sanguinario y fiero;

      al declinar la tarde, sobre el remoto alcor

      veréis agigantarse la forma de un arquero,

      la forma de un inmenso centauro flechador.

      Veréis llanuras bélicas y páramos de asceta,

      no fue por estos campos el bíblico jardín :

      son tierras para el águila; un trozo de planeta

      por donde cruza errante la sombra de Caín.

            Fueron, sin duda, graves errores las órdenes     del general Nogueras, aunque fueran consecuencia, no por ello justificables, de las previas y demenciales órdenes del general carlista Cabrera.   

      Las referencias a los versos y a las palabras de Antonio Machado, en muchos de los temas de la actualidad española, parecen crecer con intensidad y empiezan a ser referencias, no solo para los “eruditos” sino también para el pueblo, para la ciudadanía.

      Por otra parte el 12 de octubre de 1929 se publica en “La Gaceta” el nombramiento de Francisco Machado para la plaza de director de tercera clase del Cuerpo de Prisiones. Empiezan a reconocérsele los méritos y los trabajos de este seguidor, en los temas penitenciarios, de Concepción Arenal, a la que allá por los años de 1928 dedicó un hermoso poema, que se publicó, por primera vez, en la prensa toledana.

      En “El Imparcial” del jueves 17 de octubre de 1929 leemos que en el teatro Fontalba los hermanos Machado van a  leer “La Lola se va a los puertos”.

      En la sección “La actualidad teatral” del diario “El Imparcial” de fecha 19 de octubre de 1929 se lee ”En el Fontalba hay verdadero entusiasmo por la nueva  obra de los hermanos Machado La Lola se va a los puertos, plena de poesía y de gracia andaluza, harto distinta a los cromos flamencos que van apareciendo por los escenarios en desvirtuación de cosa tan típica. Más adelante, en el mismo diario, junto a una fotografía de la lectura de la obra, leemos: 

      “En mi casillero de la Redacción encuentro una cuartilla con estos renglones:

      – Querido Lázaro:     mañana miércoles, a las dos y media de la tarde, leemos a la compañía de la Membrives “La Lola se va a los puertos”.

      Si quiere usted escucharla, venga. Entre por el escenario (calle del Desengaño) y pregunte por mi. Hasta mañana. Un abrazo de M. Machado.”

      Guardo como oro en paño estos renglones del maestro y me prometo no perderme lo más mínimo del festín espiritual en el que me ha reservado un puesto la generosidad del poeta.

      “Las dos y media de la tarde. Ya los artistas del Fontalba se hallan sentados en torno a la mesa donde D. Manuel Machado va a leer la comedia.      

      Lola Membrives está a su derecha. D. Antonio Machado a la izquierda, apoyando la barbilla en el puño de su bastón, con su cara de niño grande. Puga tiene en su mano un ejemplar de “La Lola se va a los puertos” y un lápiz apercibido. Puga irá comprobando en el cuaderno del copista mientras el poeta lee el original manuscrito. Silencio. 

      Un empleado viene en puntillas con el asiento para un rezagado. Más silencio aún.

      Don Manuel Machado se asegura las gafas – únicamente usa gafas para leer – y, extiende sobre el tapete del silencio estas palabras, cargadas de promesas: “La Lola se va a los puertos”.

      Acto Primero.

      ¿Lee bien sus versos – sus versos y los de su hermano en este caso – Manuel Machado?. Yo creo que sí. Los actores escuchan alargando el cuello, resbalando el cuerpo hacia el extremo de la silla cuando Lola la cantaora – “esa que se va a los puertos – y la isla se queda sola” – va descubriendo su alma en un verso ceñido, como una media verónica de Belmonte, visto y no visto como el rebrillar de un pez en el agua, en un verso que quisiéramos apresar, y que se nos escapa como muna bolita de azogue entre las manos.

      Y nos angustia, y nos entusiasma, y nos desespera, y nos hace gozar y sufrir al propio tiempo…

      ¿Y esa Lola, ¿quién será, que así se ausenta, dejando la isla de San Frenando tan sola cuando se va?”.

      El poeta nos va mostrando de cuerpo entero a la Lola. De alma entera, diríamos mejor, porque la Lola se irá “rebañando por dentro”, como dijo Pastora ente el retrato que le izo Romero de Torres, hasta que descifra el misterio de su vida… sin destruir misterio. En tanto, Heredia, el “tocaor” inseparable de Lola, guarda en la caja de su guitarra una pasión que es un secreto, al que acaricia con temor de que despierte y al mismo tiempo con ganas de desgarrarlo y que sangre… Pero la Lola ha dicho:

      “¡Y porque ha querido Dios que tenga un amante: el cante! Y no puedo tener dos”.

      La otra Lola está, metiendo sus pupilas por los versos que va leyendo el autor, celosa ya de aquella mujer que quisiera vivir en la ficción.

      Hay un momento en que se nos parece que Lola Mambrives – en un arrebato que haría las delicias de Pirandello – va arrancar el libreto de las manos del poeta y se va a erguir majestuosa, retadora: ¡No, no! ¡Ella, no! ¡Ella ya soy yo, con mi sangre, con mis nervios para darle vida! ¡Yo soy la Lola! “Esa que se va a los puertos Y la isla se queda sola…”.

      Antonio Machado permanece con la barbilla apoyada en el puño del bastón. En labios de Manuel Machado el verso sigue espejeando como un acero en la sombra.

      Y hay un momento en que una ovación apretada, ciega el agua cristalina del romance. Entonces Manuel Machado aprovecha para beber la de su copa.

                                                              Ángel Lázaro.

Lectura de “La Lola se va a los puertos”.

En el diario La Voz del 22 de octubre se publica la siguiente noticia que reproducimos a continuación. Es un avance de la crisis económica de New York, así se dice todavía en aquellos días.

      Evidentemente no todo son temas locales españoles ni temas literarios. La crisis económica, la que luego fue llamada la crisis mundial del 29 o la gran depresión del 29, empieza a ser tenida en cuenta en nuestro escuálido país, y aunque afecta, todavía, ligeramente a los grandes capitales españoles, se va teniendo en cuenta por la prensa, por la pobre opinión pública española que no obstante la comienza a comentar, en principio, jocosamente. Todavía no va con la mayoría de la ciudadanía.

      En relación con esta noticia sobre “el crack bursátil” de New York, diremos que en la prensa de España se comentó, a fondo, solo días más tarde.

      En estas, el día dos de noviembre de este mismo año el Embajador de Francia ofreció en su residencia de Madrid un te en honor de los poetas Antonio y Manuel Machado, de Luis Fernández Ardavín y de Rodolfo Gil, todos ellos condecorados con las “palmas” académicas. No tenemos más noticias, pero suponemos que sí asistieron los hermanos Machado a esta discreta consideración y homenaje.

      Pasan los días y se acerca el 8 de noviembre, fecha escogida para el estreno de ”La Lola se va a los puertos”.

      El martes 5 de noviembre Angel Lázaro publica una entrevista con Manuel y Antonio Machado en diario “La Libertad”. En ella, a propósito del estreno (entonces inminente) de “La Lola” se habla de lo andaluz y lo flamenco, de lo popular y lo profesional, del teatro llamado de vanguardia y los autores jovenes.

      Por fin tiene lugar el estreno de “La Lola”. En el diario Nuevo Mundo del día 8 de noviembre de 1929 se anuncia el estreno, ese día, de la obra de los hermanos Machado, “La Lola se va a los puertos”, en la página 29 se reproduce una fotografía de los ensayos, con Manuel y Antonio Machado y Lola Membrives con Ricardo Puga. Además se reproduce la escena V del Acto segundo. Se prevén grandes ovaciones ante un clamoroso éxito en el teatro Fontalba.

      El diario “LA ÉPOCA”, día 9 de noviembre de 1929, publica una artículo, en su página primera, sobre el estreno de “La Lola”-

      Igualmente publican la crónica o noticia del estreno, el mismo día 9 de noviembre de 1929, el “El Heraldo de Madrid”. Ese mismo día también se publica por la Revista “Mundo Gráfico” el estreno de la obra de teatro de los hermanos Machado

      Ese mismo día 9 publican la noticia el estreno de “La Lola se va a los puertos”, entre otros, “El Liberal”, “La l¡bertad”, “El siglo futuro”, “El Sol”, “La Voz” y “El Heraldo de Madrid”.

12 de noviembre de 1929. “La Estampa”  anuncia  la publicación de La Lola en La Farsa.

      El éxito de “La Lola se va a los puertos” fue espectacular, durante unos días fue el comentario de todas las tertulias y de los corrillos populares, en las calles y en los bares, mientras se bebían unos vasos de vino brindando por el éxito de “La Lola”. Los comentarios fueron unánimes: un gran éxito de los autores, los hermanos Machado.

      Tanto es así que, a pesar de la inestabilidad política manifiesta y de las críticas cada vez más ácidas se formalizaron, se organizaron y se llevaron a cabo dos importantes homenajes a los autores (incluso se llegó a hablar de un tercero a celebrar en el Círculo de Ballas Artes).

      El primero, que se celebró el 26 de noviembre. de gran repercusión mediática en el Hotel Ritz de Madrid, promovido, entre otros, por José Antonio Primo de Rivera y con la asistencia de Manuel y Antonio Machado, de Lola Membrives y de Ricardo Puga, y con la del Presidente del Gobierno el General Primo de Rivera.

      Antes del homenaje en el Ritz se representó en el Teatro Fontalba la “Lola”.

En “La Ilustración Ibero Americana” de diciembre de 1929 se publica el siguiente artículo

Y en “El Imparcial” del 28 de noviembre  la siguiente fotografía de la representación en el teatro Fontalba.

Y se anuncia el homenaje en varios medios.

Interesantes fotografías del homenaje en el Ritz

Dos fotos casi iguales, probablemente tomadas por diferentes fotógrafos, en el mismo momento.

      Destacamos la expresión circunspecta de Manuel Machado en las fotografías tomadas en el Ritz y la de Antonio Machado con una expresión tragi-cómica como diciendo “ … Hay que ver con quienes estoy reunido …” .

      El otro gran homenaje fue organizado por el mundo literario, poetas y escritores y del teatro, especialmente por Ricardo Calvo, el Duque de Amalfi, Eduardo Marquina, Cristobal de Castro, Fenández Ardavín, Ángel Lázaro, Antonio Zozaya y Adela Calderón.

      Este homenaje consistió en una representación de la obra de los Machado “Desdichas de la fortuna o Julianillo Valcarcel”, que se representó en el teatro Español, interpretada por Ricardo Calvo, Adela Calderón, Irene Guerrero de Luna y Pepita Velazquez.

      Finalizada la representación se leyeron varios poemas dedicados a los Machado por los poetas, escritores y amigos congregados en el teatro, ocupado en todas las localidades.

Detrás de Antonio Machado, de pie, podemos ver a Ángel Lázaro y a su lado a Eduardo Marquina

Entre Manuel y Antonio Machado, con el vestuario de “Julianillo Valcarcel”, vemos a Ricardo Calvo. Detrás, Ángel Lázaro y Eduardo Marquina.

      Finalmente reproducimos otra crónica sobre la “Lola se va a los puertos”.

      En cuanto a la política nacional decir que presiones extremas sobre Primo de Rivera a finales del año 1929, que siguieron durante el mes de enero siguiente, para forzarle a abandonar voluntariamente el poder, fueron tomando consistencia, sin servirle al dictador la búsqueda de la confianza del ejercito y de marina. Éstos le dieron a entender que esta confianza ya no existía.

      Por último incluimos la relación del año 1929 de los Académicos de número de la Real Academia Española entre los que se encuentra : “Sr. D. Antonio Machado, electo. – General Arrando”, publicada en la Guía Oficial de ESPAÑA correspondiente al año de 1929 en las páginas 815 a 821.

      Se relacionen los Académicos:

      El año 1929 se cierra con las noticias sobre la caída bursátil de NEW YORK, que acabará en la “gran depresión económica” que sacudió nuestro mundo occidental en los años siguientes y que fue el previo anuncio de las lamentables convulsiones que se dieron en los quince años siguientes en nuestro mundo.

      En referencia en exclusiva a la familia Machado decir que el año 1929 concluye con el estreno de “La Lola se va a los puertos” y el éxito alcanzado con esta obra.

LA ÚLTIMA CARTERA DE ANTONIO MACHADO.

Nuevo libro sobre Antonio Machado, por Manuel Álvarez Machado.

Pubicado el 17 de febrero de 2021.

Hoy, 17 de febrero de 2021, cinco días antes del 82 aniversario de la ausencia de Antonio Machado, como sencillo homenaje a nuestro poeta anuncimos la edición de un nuevo libro con información, en muchos casos apenas conocida, sobre él. El libro esta editado por Ediciones Rilke, a la que pueden dirigirse si quieren adquirir un ejemplar. (de este libro o de los cinco que en el año 2020 he publicado en la misma editorial, siempre sobre tema machadiano): Ediciones Rilke http://www.edicionesrilke.com o anamariaolivares@gepa.es

Un saludo a todos los «machadianos», sigan o no este blog.

Manuel Álvarez Machado.

ANTONIO MACHADO, en la cantina de la estación de Cerbere en la mañana del 28 de enero de 1939.