ANTONIO MACHADO Y FAMILIA LANDA II

Parte II

ANTONIO MACHADO

Y LA FAMILIA LANDA.

                       Parte II

            Antonio Machado pertenecía al partido de «Acción Republicana”,  fundado durante la dictadura de Primo de Rivera, entre otros y principalmente por don José Giral, en el cual pronto se destacó don Manuel Azaña. Ortega y Gasset a poco de publicar su artículo «Delenda est monarchia” y hacia el final de ésta fundó la «Agrupación de Amigos de la República”. Al principio era compatible pertenecer a ella y a un partido político; después no. El primer acto público y el más importante que organizó esta agrupación fue un mitin en Segovia, en el cual hablaron Ortega y Gasset, Pérez de Ayala y Marañón. Acudieron muchas personas de Madrid. Presidió Antonio Machado.

Antonio Machado, Marañón, Ortega y Gasset y Pérez de Ayala.           

         El local era grande, y se llenó. Antonio Machado abrió un cuaderno y leyó o parecía que leía. Con naturalidad, sin tono oratorio.

         Leía bien. Se le oía perfectamente sin que forzase la voz. Fue breve, no trató de atraer la atención del público hacia sí. Al terminar el mitin los periodistas se acercaron a él para pedirle el texto que había leído. Les contestó que no había traído nada escrito. «Sí —le dijeron— lo que ha leído usted en el cuaderno”, e insistió: «En el cuaderno no hay nada escrito», y les enseñó las hojas del cuaderno: estaban todas en blanco. Probablemente, para no hacer alarde de oratoria hizo que leía, pero no leyó.

En esta fotografía se puede ver a Ortega y Gasset, Pérez de Ayala, Marañón, Antonio Machado (de pié leyendo), y en la derecha, en una mesita y con barba a Rubén Landa. 

         El catorce de abril de 1931, delante de la «Casa del Pueblo» (de la casa de los sindicatos obreros de la UGT) fue reuniéndose la gente para ir en manifestación hasta el ayuntamiento. En Segovia habían triunfado en las elecciones municipales casi todos los candidatos republicanos, y esto produjo aún más impresión que en otros sitios, porque allí nunca habían tenido mayoría los republicanos.

                       Antonio Machado

         Recuerda que como Rubén Landa iba al lado Antonio Machado y no hablaron en todo el camino apenas le vio la cara. Alguien contó que se le humedecieron los ojos.

                        Rubén Landa Vaz

         No se.  Sí creo que Antonio Machado estaría conmovido, pues la República había sido para su padre y para él el anhelo de toda la vida, pero era hombre de enorme dominio de sí mismo.  Con razón dijo de él Rubén Darío en «Opiniones”: «Su vida es la de un filósofo estoico”.

         Llegado el momento fue Antonio Machado el que izó la bandera republicana en el balcón principal del Ayuntamiento segoviano.

         Cuando estaba en Madrid solía ir al café dos veces al día, por la mañana, él solo, a un café tranquilo y con poca gente. Allí leía y trabajaba. Entonces prefería que no le acompañase nadie. Si sus conocidos averiguaban a qué café iba por las mañanas y le buscaban en él, pronto cambiaba de café. Por las tardes se reunía con alguno de sus hermanos. Este es un aspecto importante de Antonio Machado, lo unido que estaba con sus hermanos. 

         Don Miguel de Unamuno decía que para Antonio Machado sus hermanos significaban más en la vida que para otras personas.

         El Gobierno de la República fundó en Madrid varios institutos de segunda enseñanza. Antonio Machado fue trasladado a uno de ellos, el Instituto Calderón de la Barca y así pudo vivir de una manera permanente con su madre, y su hermano José y la familia de éste. Poco después fue nombrado Consejero de Instrucción Pública. vocal de la Sección de Bellas Artes. Allí se ocupó sobre todo del teatro en las ciudades, asunto que le interesaba mucho. A las reuniones del pleno no asistía con frecuencia ni solía hablar en ellas. También fue nombrado vocal del patronato de Misiones pedagógicas.

Deja un comentario