LAS 3 INICIALES. Novela de história contemporánea y de costumbres, Por FRANCISCO ÁLVAREZ DURÁN. Madrid 1849. (Tío abuelo de Manuel y Antonio Machado). 1ª Entrega.

Entrega 1ª

       Entre los antepasados de Antonio y Manuel Machado, y lógicamente de todos los Machado Ruiz, encontramos a un hermano de su abuela (casada con Antonio Machado Núñez) Cipriana Álvarez Durán.

       Este tío abuelo de nuestros poetas se llamaba Francisco Álvarez Durán, extremeño, nacido en Zafra, vivió un tiempo en el País Vasco y la mayoría de sus años en la población de Llerena. Fue abogado y Registrador de la Propiedad en ambas zonas respectivamente, escritor valiente en aquellos años, alto grado en la logia masónica de Llerena, donde estuvieron viviendo largas temporadas sus hermanas Cipriana y Ana María.

       Fueron varios sus trabajos literarios conocidos, pues además de uno jurídico sobre los Fueros de Vizcaya, tres fueron las novelas “costumbristas” que escribió y publicó. “El capitán de montería”, “La mano negra de Sevilla” (que nada tiene que ver con la organización así llamada de finales del siglo XIX) y “Las tres iniciales”.

Edición bajo demanda editada en la India, como tantos y tantos libros descatalogados.

       A ésta última nos referiremos ahora, al ser la que vamos a reproducir por entregas periódicas en el blog https://www.antoniomachado.blog , y que consideramos de gran interés, no solo por el tema sino por las similitudes, en la trama, con el presente español de estos momentos.

Edición bajo demanda indú. Alguien la solicitó.

       Se publicó en 1849 en tres libros, que contiene cada uno una parte de la historia narrada. Apenas se encuentran ejemplares en las “librerías de viejo”, pero tuve la suerte, hace unos diez años, de encontrar dos ejemplares de la obra, en mal estado de conservación, pero los restauré y encuaderné debidamente. Uno lo hallé en un pueblo de Huesca y el otro en Cercedilla, en la sierra madrileña.

Y ahora dejamos leer la novela «Las 3 iniciales» que espero tenga una buena aceptación y sirva de buen entretenimiento en estos tiempos convulsos. Son algo más de 500 páginas en las que el protagonista Garcerán nos acompañará por Sevilla y sus tierras, por los campos que conducían a Madrrid conociendo las andanzas del conocido bandolero José María «El Tempranillo», por el Madrid del segundo cuarto del siglo XIX en el conoceremos las costumbres de la época y veremos las corruptelas de algunas instituciones y gentes, que hoy, lamentablemente, parecen siguir vigentes.

Suponemos que serán unas viente entregas las que ocupen el libro. Si publicamos dos por semana serán casi tres meses.

Buena lectura de este libro que seguro leyeron nuestro poetas, Manuel y Antonio Machado en su años de juventud, tal vez leído o contado por la abuela Cipriana en las tardes noches en las que la lectura y narraciones orales eran uno de los medios de información y entretenimiento familiar.

Deja un comentario