CANTO RURAL A ESPAÑA. Propuesta de himno de España en abril de 1931. Letra de Manuel Machado y música de Oscar Esplá

La Monarquía Borbónica española se derrumbó por una multiplicidad de factores, siendo el más importante su evidente incapacidad para ofrecer al conjunto de la sociedad española (sobre todo a los estratos medios y bajos) una transición efectiva desde un régimen oligárquico y caciquil (el de la Restauración) a otro reformista y democrático. Así, con la caída de la dictadura de Primo de Rivera, se generó un proceso de radicalización política de corte republicanista, en el que confluyó un amplio abanico de fuerzas y personajes: antiguos representantes de los Partidos Dinásticos desengañados, republicanos nuevos, republicanos de siempre, socialistas y un amplio elenco de destacados intelectuales. Sellándose entre todos el compromiso de implantar un régimen Republicano. Fracasada la insurrección de diciembre de 1930 en Jaca, las elecciones municipales del 12 de abril se convirtieron en un plebiscito de facto entre Monaquía y República, en el que los republicanos vencieron en la mayoría de capitales de provincia, ciudades cuyos votos estaban lejos del poder de los caciques, autores materiales tradicionales del fraude electoral. El Gobierno dimitió y Alfonso XIII se marchó voluntariamente al exilio, dejando una breve nota de despedida: “Las elecciones celebradas el domingo me revelan claramente que no tengo el amor de mi pueblo”. De esa forma, el 14 de abril de 1931, fue proclamada la II República Española, un régimen que se instituiría como parlamentario y constitucional. Se abría así un período muy intenso y acelerado de cambio y conflicto, de avances democráticos y cambios sociales, pero en el que afloraron a su vez graves antagonismos larvados durante décadas, que terminarían en tragedia.

Julián Antonio Ramírez estudiaba todavía en el Colegio de los Marianistas, siendo todavía un adolescente, tal como recuerda en sus memorias (Ici París, 35-37). La República buscaba implantar reformas, y necesitaba además dotarse de símbolos que la distinguieran de la Monarquía. La bandera tricolor fue adoptada por decreto del 27 de abril de 1931, y ratificada en el artículo primero de la Constitución de 1931. Sin embargo, no se planteó con la misma claridad y contundencia el cambio del Himno oficial, La Marcha Real. Y aunque el Himno de Riego partía como favorito, hubo voces discrepantes que consideraban su música poco adaptada las nuevas circunstancias, por lo que se celebró un concurso. De hecho, en pocos días, el compositor valenciano Oscar Esplá creó una pieza titulada Canto Rural a España, a la que puso letra el poeta Manuel Machado (hermano de Antonio Machado). Este Himno se oyó por primera vez en público el 26 de abril de 1931 en el Salón de Actos del Ateneo de Madrid, interpretado por la “Banda Republicana” (anterior “Banda de Alabarderos”) y la voz de Laura Nieto, en presencia de Manuel Azaña y otras personalidades. Y aunque finalmente se eligió el Himno de Riego (por su tradición, y su carácter originariamente popular), la pieza quedó cargada de evidente simbolismo para los exiliados de 1939, y con un carácter plenamente antifranquista.

Canto rural a España (Letra de Machado. Música de Oscar Esplá)

Es el sol de una mañana

de gloria y de vida, paz y amor;

libertad florece y grana

en el milagro de su ardor:

¡Libertad! 

España brilla a su fulgor

como una rosa de verdad

y de amor.

Gloria de escuchar fe y esperanza,

cantar,

España avanza,

gloria del cantar 

de campo y mar de armonía,

España mía,

a quien con fe se ve lucir

fiero incendio que devora

el que quiere combatir:

¡Libertad!

El mundo brilla a tu fulgor

como un poema de verdad

y amor.

Deja un comentario