ANTONIO MACHADO NÚÑEZ. Abuelo de los Machado Ruiz. Breve Biografía.

lunes, 2 de agosto de 2021

ANTONIO MACHADO NÚÑEZ

 

 

    Antonio Machado Núñez, médico, catedrático, antropólogo, zoólogo y geólogo. Nació en Cádiz en 1812 y murió en Madrid en 1896 a los 84 años de edad.

Desarrolló en Sevilla gran parte de su vida intelectual y profesional. De talante liberal y progresista. Fue un gran difusor de la cultura biológica evolucionista durante la segunda mitad del siglo XIX. Las teorías evolucionistas de Darwin y las monistas de Haeckel, explicadas o traducidas por Machado y Núñez, habrían de calar en la mentalidad española.

 

    Familia. Se casó con Cipriana Álvarez Durán, hija del filósofo prekrausista José Álvarez Guerra. Con ella tuvo un solo hijo que fue el famoso folclorista Antonio Machado Álvarez “Demófilo”, padre de los poetas Antonio y Manuel Machado Ruiz.

 

    Formación. Estudió el bachillerato en el Seminario de San Bartolomé de Cádiz y desde los 15 años en el Real Colegio de Cirugía de Cádiz, en el que obtuvo todos los grados académicos.

 

    Docencia. Obtuvo en 1844 la cátedra de Química Médica de la recién creada Facultad de Cirugía y Medicina de Cádiz. Más adelante Impartió clases en la Facultad de Medicina de Santiago de Compostela.

En 1846 se convirtió en catedrático de Mineralogía y Zoología de la Universidad de Sevilla, donde creó en 1850 el Gabinete de Historia Natural a partir de una colección iniciada en la Escuela de Medicina de Cádiz. Fue decano de la Facultad de Ciencias de Sevilla. Fue Rector de la Universidad de Sevilla durante dos periodos. (1868-1870 y 1872-1874).

 

    Trayectoria como médico. Ejerció como médico de Sanidad del puerto de Cádiz y como profesional libre.

 

    Aventura americana. Tenía un hermano en Guatemala y se dirigió hacia allí y estuvo en La Florida y en varios países de Centroamérica, donde consiguió un gran éxito como profesional, lo que le permitió tener un gran desahogo económico.

 

    Estancia en París. Cuando regresó a España y con el objeto de dedicarse a la ciencia, se trasladó a París, donde, en la Universidad de La Sorbona, llegó a ser ayudante del toxicólogo español naturalizado francés Buenaventura Orfila. También viajó a Suiza, Bélgica y Alemania para aprender Ciencias Naturales y es que progresivamente fue desviando su orientación médica hacia las ciencias biológicas y geológicas.

 

    Estancia en Sevilla. Cuando regresó a España, ejerció con éxito la medicina en Sevilla y en 1844 se incorporó a la universidad, primero como profesor de geología y luego como catedrático de Mineralogía y Zoología en la Universidad de Sevilla, consiguió ser decano de la Facultad de Ciencias.

En 1861 entabló una cordial amistad con Federico de Castro Fernández y juntos renovaron la vida universitaria sevillana. Fundó la Sociedad Antropológica de Sevilla en 1871 para estudiar el hombre como ser físico, espiritual y social.

En la Sevilla universitaria, dejó huella imborrable con la creación en 1850 de un gabinete, como colección zoológica y mineralógica, con objetos remitidos de la Escuela de Medicina de Cádiz, que no tardó en hacerse insuficiente con los envíos del Museo de Madrid y las adquisiciones con que la actividad de Machado lo enriquecía.

Con la restauración borbónica de 1875 fue destituido de la Cátedra que ocupaba en la Universidad de Sevilla. Y el gobierno de Antonio Cánovas del Castillo expulsó de la Universidad también a Giner de los Ríos, Salmerón y Patricio de Azcárate.

 

    Estancia en Madrid. En 1883 se trasladó a Madrid y recuperó su empleo como catedrático de Zoología, siendo decano hasta su fallecimiento en 1896.

 

    Publicaciones. Publicó varios libros, entre ellos un “Catálogo metódico y razonado de los mamíferos en Andalucía” (Sevilla, 1869). Con el documento “Avifauna de Doñana: Catálogo de las aves observadas en algunas provincias andaluzas” comenzó a ponerse en valor la importancia estratégica de Doñana. Realizó asimismo numerosas traducciones, catálogos de especies biológicas y artículos de divulgación.

Su pensamiento positivista le llevó a divulgar las teorías de Charles Darwin en su cátedra y en cinco artículos publicados en la Revista Mensual de Filosofías, Literatura y Ciencias, a pesar de la hostilidad del clero católico.

Escribió notables artículos sobre Geología y se inició en los estudios prehistóricos tras la visita que los ingleses Falconer y Buskrealizaron por España en 1864.

Adherido al grupo krausista, sostuvo una gran amistad con Francisco Giner de los Ríos y con otro profesor krausista sevillano, también fue cofundador de la Sociedad Antropológica de Sevilla con Federico de Castro, y ambos fundaron la Revista de Filosofía, Literatura y Ciencias.

Participó en el IV Congreso de Americanistas celebrado en Madrid en 1881, presentando una interesante colección de objetos traídos de Guatemala. Compartió éxito con el humanista lebrijano Miguel Rodríguez Ferrer, que hizo lo propio con objetos traídos de Cuba.

 

    Compromiso político. Librepensador y de profundas ideas liberales, tuvo una actuación destacada en la Revolución de 1868 como miembro de la Radical Junta Revolucionaria de Sevilla, fue jefe de la izquierda liberal en la ciudad, tomó parte en la revolución del 68 y fue alcalde de Sevilla y gobernador civil de la provincia, cargo en el que destacó por su persecución del bandolerismo. Fue destituido con la llegada de Amadeo de Saboya.

El efecto de la revolución del 68 en la universidad significó para Machado una profunda desilusión, pues las libertades fueron entendidas por los estudiantes como inasistencia a clase y proliferación de algaradas y manifestaciones… Escribe entonces una Circular a los Decanos en que dice lo siguiente (30 de nov. de 1869): «Uno de los grandes males que en los pasados y presentes tiempos han afligido a nuestra patria, ha sido el espíritu de intolerancia política y religiosa de que estamos poseídos… El espíritu de intolerancia es hoy opuesto al Código fundamental del Estado… Estas reflexiones, tan sencillas como exactas, no tienen, sin embargo, aplicación en nuestra Universidad..

 

Autor: Feliciano Robles

 

Si estaís interesados en una más amplia información biográfica sobre Antonio Machado Núnez podéis consultar (o leer) la biografía que el académico sevillano Daniel Pineda Novo publicó, en 280 páginas, en octubre de 2010 en Alupa Editorial.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario