La familia MACHADO RUIZ en la prensa del segundo semestre de 1936. Empieza la Guerra Civil.

El segundo semestre de 1936 comienza con importante tensión en la sociedad española.  Aunque los rumores de golpe de Estado o ruido de sables se van incorporando a los comentrarios sociales, apoyados por la creciente violencia en las voces de algunos políticos y por los entrentamientos en las calles, que empiezan a producir víctimas graves, incluso muertos,  la ciudadanía todavía cree que los «problemas» no llegarán «a mayores».

Pero la realidad es que la inquietud va en aumento, y entre las familias mejor informadas las dudas sobre posibles acontecimientos graves en los días próximos son patentes, y en cierto modo esperados, aunque, evidentemente no deseados por la mayoría de estas personas o muy deseados por otras.  España se divide.

Las noticias importantes o que pudieran interesar de forma especial a la familia Machado Ruíz, en relación con hechos acaecidos fuera de nuestro país, es decir de carácter internacional, los iremos desgranando a lo largo del contenido de las noticias de prensa de este segundo semestre del año.  La herida que se va a producir en España dejan en segundo lugar estas consideraciones, si no afectan directamente a la vida de los ciudadanos españoles.

Son las noticias internas españolas las que ocupan, ya en estos meses,  las preocupaciones y la atención ciudadana.

Así,

1.-     el domingo 12 de julio de 1936 se reunieron a comer en casa de Manuel Machado, calle Churruca 15, 1º de Madrid, toda la familia Machado, es decir, los anfitriones Manuel y su esposa Eulalia, Antonio Machado, José Machado, su esposa Matea Monedero y tres hijas, Joaquín Machado y su esposa Carmen López Coll, Francisco Machado con su esposa Mercedes Martínez y sus tres hijas, y Ana Ruíz madre de los los cinco hermano.

No eran frecuentes estas reuniones con comida, pero Manuel y Eulalia se disponían a iniciar el día 15 su periodo de vacaciones, y como otros años, antes de dirigirse hacia Fuenterrabía, querían detenerse dos o tres días en Burgos para celebrar la onomástica de la hermana, Carmen, de Eulalia, que profesaba en convento de esa ciudad como monja.

Durante la comida se habló de la complicada y peligrosa situación del país, pensándose mayoritariamente que era preferible aplazar el viaje unos días, hasta ver como evolucionaban los acontecimientos que se rumoreaban. Pero Eulalia no quiso hacer caso a estas sugerencias, incluso de su marido, argumentando que !no era para tanto!.

En el primer piso de estre edificio, en la madrileña calle de Churruca, núm 15, vivió Manuel Machado y en ella se celebró la última reunión familiar antes del inicio de la guerra civil española, (el domingo 12 de julio de 1936)

Esa tarde, al anochecer, fue asesinado el teniente Castillo, de la guardia de asalto, y pocas horas después, aquella misma noche del 13 de julio, asesinaron al diputado y líder de la derecha española José Calvo Sotelo.

Y así acordado y decidido el inicio de las vacaciones de Manuel y Eulalia, y a pesar de los sucesos de esos días, salieron el 15 por la mañana con destino a Burgos para seguir un par de días después hacia el norte de la península.

No volvieron a verse durante los siguientes años de Guerra civil.  Tal vez, pero no hay constancia, Antonio y Manuel se vieran en sus cafés habituales el 13 o el 14 de julio, pero como digo «no hay constancia», ni hubo comentarios familiares esos día o en los posteriores a septiembre de 1939, cuando regresó Manuel de Burgos.

Tampoco consta que pudieran hablar telefónicamente esos días siguientes, y menos a partir de esas fechas. Quedaron incomunicados definitivamente.

Solo volvieron a reunirse,  Manuel y su mujer, a finales de agosto de 1939, con Francisco , esposa y sobrinas, primero en la frontera vasco francesa, después en Burgos y a continuación en Madrid, en casa del mayor de los hermanos, como sabemos en la calle Churruca núm. 15; y durante tres o cuatro días con José Machado y esposa, entre el 28 de febrero y más o menos, pues no es segura le fecha, el dos otres de marzo de 1939 en Collioure, cuando Manuel, enterado de la muerte de Antonio, y tres día después de la de su madre Ana, consiguió desplazarse hasta este pueblo francés de Collioure (donde siguen su sueño eterno los restos de Antonio Machado y Ana Ruiz.)

Finalizando y finalizada la guerra, Manuel había intentado que regresaran sus hermanos vivos a Madrid.  Lo consiguió con mi abuelo Francisco y familia, aunque a su llegada a Madrid le incoaron expediente disciplinario. Lo intentó e intentaron con José y su familia, pero aconsejado por los rescoldos de la Embajada de España en Francia, Paris, por Giner Pantoja, desistieron por ser peligroso para ellos. Joaquín y su mujer tenían claro que su destino era Chile, … y convencieron a José y esposa, para partir hacia este país americano y desde allí conseguir reclamar a sus tres hijas, que estaban en Rusia, incluso las dos menores de edad estuvieron un tiempo en Samarcanda. La hija mayor, Eulalia se casó en Rusia con el teniente coronel de milicias Antonio Casado, con el que vivió en Jugoslavia, Checoslovaquia y Cuba, donde él falleció.

Matea Monedero y su hija Eulalia fallecieron en Madrid muchos años más tarde.  Sus dos hermanas fallecieron en Chile, ambas en este siglo XXI.

Las tres hijas de Francisco se casaron y vivieron básicamente en Madrid hasta su fallecimiento, las dos mayores a finales del siglo XX. La tercera,  Leonor Machado, mi madre, vivió en Madrid hasta su muerte en 2017, con 93 años.

Pero esto es materia a relatar detenidamente en otro trabajo o artículo.

 

2.-     Siguiendo

Como hemos dicho en el anterior punto de este texto, en la anochecida del domingo 12 de julio fue asesinado, en la calle de Augusto Figueroa de Madrid,  el teniente de asalto don José Castillo.

Pocas horas después, hacia las tres de la madrugada del lunes 13, es «detenido» en su casa, calle de Velazquez núm 39, el diputado José Calvo Sotelo, lider de la derecha española, Bloque Nacional.  A las dos de la tarde de dicho lunes aparece su cadaver en elDepósito del Cementerio del Este de Madrid.

La situación esta ya preparada para una «explosión» armada…

 

 

 

La prensa  del día 14 de julio recoge la información y los datos conocidos. Leamos la cabecera del diario «El Sol» de dicha fecha, y la reacción del Consejo de Ministros.

Igualmente leemos que el Sr. Martínez Barrio dice y comenta: «No puede ocurrir que los ciudadanos vean que el Estado no garantiza su seguridad».

El presidente de las Cortes añade: «Si no es posible terminar con los atentados personales, el Estado estará en quiebra».

 

3.-     En Europa, la prensa inglesa del día 13 de julio opina que a pesar de las conocidas ambiciones políticas de HÍtler respecto a Austria, todavía se considera que queda aplazado el peligro de una guerra por causa de un posible intenton de anexión u ocupación del país austriaco por parte de Alemania.

En el artículo se dice: «Las tres principales ambiciones políticas que Hítler ha confesado siempre son:  la unión económica y política con Austria, la persecución de los judíos y la derrota del Gobierno soviético. ¿ Quién puede pensar que Hítler renuncie ahora de una manera paladina y definitiva a la unión económica y política con Austria?  Alemania no está todavía preparada para una guerra y cambia el orden de sus ambiciones».

 

4.-     Todo es más o menos importante según el prisma de quien escribe o lee. La polarización ideológica y social es evidente.

Así se leen en este artículo referencias al atentado en la calle Augusto Fiogeroa del teniente de asalto Sr. Castillo

 

 

5.-     En el diario de la noche «L’ instant», de Barcelona y del día 18 de julio recoge las primeras impresiones del golpe de estado, y como era de preveer por la tendencia política del diario  habla de que el Gobierno manifiesta, por la radio, del fracaso del amplio movimiento militar de agresión a la República, Afirmando que  fuerzas de tierra, mar y aire, leales al Gobierno, se disponen a neutralizar el movimiento subversivo.

«La Voz» de este mismo sábado 18 de julio informa, en su portada, de  «Horas graves para España, ya que una parte del Ejército de Marruecos se ha levantado en armas contra la República». Finaliza diciendo que el Goboerno domina la situación.

El mismo diario, en edición de tarde noche, informa que : «Todas las fuerzas de la Península mantienen su absoluta adhesión al Gobierno», y que la escuadra avanza hacia los puertos africanos y pronto logrará restablecer la tranquilidad.

Se informa que el General Queipo de LLano ha declarado el estado de guerra facciosamente en Sevilla, aunque un Regimiento de caballería ha entrado en la ciudad al grito de viva la República.

Como se puede ver, las noticias, siempre partidistas, son confusas, a veces contradictorias, pero la prensa de Madrid opina que las graves actuaciones militares contra la República parecen van a ser neutralizadas en breve.

El diario «Ahora» del 19 de julio informa que «Algunas guarniciones se alzaron ayer en armas contra el régimen». Que las organizaciones obreras se unen para oponerse al golpe de fuerza y que a las dos y media de la madrugada «se ha formado nuevo Gobierno, presidido por el señor Martínez Barrio».

«El Liberal» del 19 de julio, en su portada exclama ¡Viva la República! y ¡Toda España reacciona frente a los que se han lanzado contra el régimen!.

¡Democracia!, ¡Libertad!. El pueblo es soberano.

A primera hora de ayer noche, se radió un comunicado de los comités nacionales del partido socialista y del partido comunista, con la autorización del Gobierno.  Leemos:  «Los manejos clandestinos del fascismo, dirigidos por Gil Robles y Franco …», «Los momentos son difíciles, pero en nigún momento apurados…»

«El Gobierno manda y el Frente Popular obedece».  «El Liberal», 19 de julio 1936.

«El Liberal» del día 19 de julio.  «Enérgica reacción entre el pueblo».

Al hacer su aparición las milicias gubernamentales en la Puerta del Sol son acogidas por el público con grandes vítores a la República.

 

«El Sol» de este día 19, además de la noticias conocidas, publica los integrantes del nuevo Gobierno, de Martínez Barrio, por el poder conferido por el Presidente de la República, Sr. Azaña.

Las noticias, de fundamental y trascendente calado son reproducidas por toda la prensa nacional, unas, la mayoría, con posiciones contrarias a «los rebeldes militares» y otros con cierta moderación,  cautela y en algunos casos aquiescencia.

6.-     Casualmente, este día 19 de julio, estaba prevista la publicación, como así se publicó en «El Sol», de un artículo de Enrique Azcoaga titulado «ALREDEDOR DE LA POESÍA DE ANTONIO MACHADO»  (fragmento de un ensayo).

7.-     Las noticias de estos días de julio no pueden ser distantes de la sublevación mititar desde Marruecos y Sevilla.

Así el 20 de julio el «Heraldo de Madrid» dice que «Las fuerzas desleales de la España reaccionaria han sido batidas por el pueblo y por las fuerzas de la Guardia civil y de Asalto de la España auténtica».

Y comenta que uno a uno han ido cayendo esta mañana todos los cuarteles en donde se hallaban agrupados los conjurados.

«La Voz», de forma más expeditiva auncia: «LA REBELIÓN, ANIQUILADA».

Manifiesta el diario que todo el país, a excepción de Zaragoza y Valladolid, está controlado por la autoridad legítima.

Y dice que el General Fanjul, Jefe de la rebeldía en Madrid, esta detenido en la Dirección de Seguridad.

«La Voz».  20 de julio.

«La Voz».  20 de julio.

«La Voz», 20 de julio.

«La Voz», 20 de julio.

 

8.-     El martes 21 de julio el diario «Ahora» afirma que el gobierno yugula la sublevación militar, y que el cuartel de la Montaña  (calle Ferraz con Pintor Rosales -hoy templo Devod) ha sido tomado a viva fuerza tras combate de tres horas.

Se anuncia que el general Sanjurjo, ha perecido en accidente de aviación al regresar de Portugal a España.

Gobierno nombrado el 21 de julio de madrugada.

«Ahora», 21 de julio.

«El Liberal»

«La Libertad», 21 de julio.

«El Sol», 21 de julio.

«La Voz», 21 de julio.

Importante relato del Sr. Companys desde Barcelona.

 

9.-     El 22 de julio, en el diario «Ahora».

La oposición a los rebeldes parece ir por buen camino estos primeros días. Así exponen en los diferentes medios de la prensa escrita y de la radiofónica.

Pero la realidad es que los sublevados van afianzando la mayoría de sus posiciones iniciales.

10.-     En estos días finales de julio, entre el 22 y el 31, la ciudadanía leal a la República la apoya abiertamente, creando uniudadess o grupos de milicias para contrarestar a los sublevados allá donde se encuentren.  En realidad todavía no hay consciencia popular de lo que se avecina; se cree todavía, alentados por la prensa y por las noticias gubernamentales, que la situación terminará en breve siendo desarticuladas todas las unidades militares rebeldes. El accidente y la muerte del general Sanjurjo, al que se cree jefe máximo del golpe, opoya esta hipótesis.  Todavía no son conocidos los mandos reales que se impondrán entre los militares sublevados.  Varios son los generales que se estiman involucrados, pero todavía sin tener ninguno mando único. Solo la figura de Franco parece emerger entre las demás.

11.-     La familia Machado Ruiz, muy preocupada por los acontecimientos, intenta informarse y entiende que la situación armada no ha terminado y es grave.

Además esta la preocupación por el hermano Manuel y esposa, que se encuentran, creen, ocasionalmente en Burgos, ciudad que empieza a manifestarse como cabeza del mando la sublevación.  Los canales habituales de información o están cortados o son peligrosos por su dependencian o no de los sublevados.  Ni el tren, ni vehículos, autobuses o camionetas esta operativas entre estas ciudades. El teléfono cortado o intervenido, correos igual, y la prensa … ya controlada por unos o por otros, y por lo tanto también peligrosa de ser utilizada, si es que se puede.  No hay contacto en ninguno de los dos sentidos.

Comienza la larga y definitiva separación, durante toda la guerra civil, de Manuel con el resto de su familia , que se quedó en Madrid.  Manuel, como sabemos, le cogió el inicio de las actividades armadas de la que acabó como guerra civil en Burgos, que fue el centro de mando de los sublevados.

Durante dos años y medio, algo largos, quedaron separados la familia Machado del mayor de los hermanos, Manuel.  Solo al tener conocimiento, Manuel, de la muerte de su querido hermano Antonio, y tres días más tarde de su madre Ana, en la misma localidad de Collioure, consiguió acercarse al pequeño pueblo de pescadores de Francia.  Allí encontró solo a su hermano José.

 

12.-     Y entre esperanzas y desesperanzas llega el 1 de agosto de 1936.

La guerra civil, entre dos Españas, ya es un hecho. Las tropas del General Franco, nuevo máximo mando de los sublevados, alcanzan sus primeros objetivos: Algunas zonas andaluzas, Extremadura, Toledo, y desde la zona castellana de Burgos, Valladolid, Segovia, Guadalajara y aragonesa de Zaragoza, se encaminan hacia Madrid, frenándose en la sierra de Guadarrama. Desde Toledo también avanzan hacia Madrid, para llegar en breve, superado Brunete, a hasta las proximidades de la ciudad universitaria madrileña y la conocida Casa de Campo.

 

13.-     Frente aragonés: reproducimos escrito de este frente del general Leal Riquelme.

 

14.-     En la revista «Crónica» del 16 de agosto, pasado casi un mes desde el inicio de la que ya podemos llamar «la Guerra Civil» leemos un resumen de acontecimientos de esta gran tragedia española en estos primeros días de agosto.

Leemos:

a)     El jueves 30 de julio los sitados del Alcazar de Toledo hicieron un fuego intenso de ametralladoras contra las barricadas. Los milicianos respondían con igual intensidad, procurando meter sus proyectilers por los ventanales. A las siete de la tarde empezó el fuego de cañón contra el Alcazar.

b)     El hispanista Jean Cassou, desde Barcelona escribe: «En el aspecto internacional el caso de España tiene una importancia grandiosa. Si la rebelión militar triunfara aquí, en Francia esta insurrección se haría con las mismas características….» …. «tres son las cosas en las que estructuran: El trabajo, los abastecimientos y las fuerzas de combate».

A estas palabras se adhirieron figuras ilustres de la ciencia y la literatura española, encabezando » Los firmantes declaramos que ante la contienda que se está ventilando en España, estamos al lado del Gobierno de la República y del pueblo, que con heroísmo ejemplar lucha por sus libertades: Ramón Menéndez Pidal, Antonio Machado, Gregorio Marañón, Teófilo Hernando, Ramón Pérez de Ayala, Juan Ramón Jimenez, Gustavo Pittaluga, Juan de la Encina, Gonzalo Lafora, Pío del Río Ortega, Antonio Marichalar, José Ortega y Gasset, Ignacio Bolivar».

Podemos decir, por lo tanto, que Antonio Machado manifestó su inquebrantable apoyo a la República, al menos, en aquellos días cercanos al 16 de agosto de 1936.

c)     Las oficiales de un regimiento de zapadores de Valencia, que intentó sublevarse en Paterna, fueron desarticulados por la suboficialidad del Regimiento y los soldados de la unidad.

d)    En Navalperal se dió cuenta de un cambate entre partidas facciosas y la columna que mandaba el teniente coronel Mangada.

e)     El sábado 1 de agosto el pres¡dente de la Cámara, Sr. Martínez Barrio, desde el micrófono de Unión Radio de Valencia dijo: «En la hora de la rendición, de la sumisión al Poder constitucional, retrasarla equivale a multiplicar geométricamente el daño y cerrar caminos no vedados aún. ¿No quieren escuchar esta voz, cuando, estremecido de emoción, los conmino a que se sitúen dentro de la Ley? Peor para todos. A la postre y al fin, la voluntad de España permanecerá, y el ímpetu de las fuerzas al servicio del Derecho y de la Libertad dictará su altísima resolución.

f)     La aviación destroza, el 5 de agosto, una columna rebelde que venía a la Sierra desde Avila. La columna estaba formada por más de setenta camiones, con fuerzas de artillería y ametralladoras.  Una vez atacada la columna por la aviación, fue la columna de Mangada la que contraatacó, en tierra, dispersando la unidad enemiga.

g)     Otras tres columnas rebeldes han sido deshechas por las fuerzas leales.  Una de ellas la del teniente  coronel Seoane, que acudía en socorro del coronel Aranda, encerrado en Oviedo.

Las otras dos columnas rebeldes salieron de Zaragoza, una camino de Barcelona y otra camino de Castelló¡n. Ambas fueron desarticuladas.

h)     Jouhaux, secretario general de la Confederación General del Trabajo de Francia, ha dicho: «La democracia no tiene derecho a mostrarse indiferente frente a una situación como la de España. Existe en el Pacto de la Sociedad de Naciones un artículo, el 10, que va no solamente contra las guerras en nombre de una religión, sino que tiene por objeto impedir que las democracias  asitan impasibles al asesinato de la democracia ….. «.

i)     El pueblo ruso acude en socorro de España. El jueves 6 se supo en Madrid que las suscripción abierta en Moscú dos días antes para ayuda de los trabajadores españoles fieles al gobierno legal alcanzada ya la cifra de más de 18 millones de pesetas.

j)     En las primeras horas de la noche del día 6 se advirtió por Radio, al veciondario madrileño, de un ensayo de defensa de la población ante posibles bombardeos del enemigo.  Se llevó acabo, manteniendo durante un breve tiempo completamente a oscuras la ciudad.

k)     Ibiza, en poder de las fuerzas republicanas.

l)     Gran discuirso de Indalecio Prieto: «Del lado de la República están el valor heroico, el corazón del pueblo, las reservas financieras y los recursos industriales».

ll)    Como curiosidad se cita que en Valencia se ha enrolado en las Milicias voluntarias antifascistas una muchacha negra, que como ha dicho ella, está dispuesta a dar su vida en el frente de batalla, peleando por la libertad y por la justicia, como lo hizo en su país. La muchacha, Josefina Díaz Puerto, nació en Cuba.  (En la página correspondiente del diario Ahora,  que reproducimos, se puede ver fotografía de Josefina.

 

15.-     En el mismo día y diario «Crónica» se lee un artículo firmado por Luis Hernandez Alfonso sobre la lucha en la Sierra.

Destaca¡n los comentarios sobre la vida de las Milicias en el frente, y una pequeña recopilación de fotografías de escenas de la lucha en la sierra madrileña.

 

 

 

16.-     Y pasa el mes de agosto. La guerra  civil, lamentablemente, va consolidándose en sus frentes.

El día 5 de septiembre de 1936, en el diario «Ahora»  podemos leer, y con seguridad en la casa de Antonio Machado y familia, las siguientes informaciones sobre:

a)     Episodios de la heróica resistencia de Irún.

b)     extremadura, donde se lucha con gran dureza. Las tropas leales han emprendido el contraataque.

En esta página se comenta el apoyo a la República que, en Valencia, manifiesta el ex presidente portugués Machado, y la presencia en Barcelona del escritor ruso Erenburg.

17.-     En el mismo diario y día, leemos que se ha formado un nuevo Gobierno, presidido por Largo Caballero, con representaciónes proporcionales del Frente Popular.

Reprducimos fotografía con las imágenes de los nuevos ministros y su Presidente.

Esta es la lista del nuevo gobierno

Y aquí, la fotografía del Gobierno recién constituido ese día.

 

18.-     Se informa el día 5 de septiembre que despues de un intenso fuego de artillería, milicianos y fuerzas leales penetran en el Alcazar de Toledo.

 

19.-     En el mismo diario «Ahora» se comenta que «en Aragón nuestras tropas impiden todo movimiento a los rebeldes».

20.-     Mientras, lo expuesto en los apartados anteriores de este trabajo conforma la situación de la población madrileña y sus creencias y expectativas en el próximo futuro, podemos decir que a mediados de septiembre los madrileños, todavía no presionados desde su periferia ciudadana por combates y luchas armadas (Ciudad Universitaria) y por sistemáticos bombardeos sobre Madrid desde sus cielos, la vida, aunque intranquila y altamente preocupada, sigue su quehacer más o menos cotidiano.

El control del ejercito regular y de las unidades de milicianos crean un  ambiente relativamente distendido.

Las vacaciones de aquellos que las tenían y el frescor de «los Chatos de vino» de las frascas puestas a refrescar en el agua de las pilas metálicos de los bares o en barreños, amortiguan el calor del verano.

Las tertulias o reuniones de amigos disminuyen en asistentes por prevención o precaución ante la situación generada, por lo que muchos optan por actividades en otros centros o locales.

Antonio Machado, en periodo escolar de vacaciones y con su hermano Manuel, se supone, en Burgos, se encuentra con una vida alterada. Sí, se reune o contacta con frecuencia con amigos o conocidos, con los que habla y comparte opiniones, aunque sea discretamente, pero su vida comienza a reducirse a sus queridas visitas a las bibliotecas, especialmente la Nacional, y a la asitencia a museos. Y pasea, a pesar de sus dificultades para estos menesteres.

Con los años y su obra y su forma de ser, Antonio Machado se ha ido convirtiendo en una persona «buscada» , cuyas opiniones «cuentan».  Con los años y su muerte el 22 de febrero de 1939 en el exilio francés de Collioure, se irá convirtiendo en un mito de la literatura española y del pensamiento filosófico español, que propiciará leyendas, ciertas o no, sobre su vida, sobre su persona, con algunas referencias a estos años madrileños del inicio de la guerra civil.

Así podemos contar que se «dice» que un día, probablemente de septiembre del 36, subía desde la madrileña Plaza de Alonso Martínez, por la calle Santa Engracia, hacia su domicilio en la calle General Arrando 4.  Se dice que una vez le dieron el «alto», o así creyó oirlo, y poniendose el bastón cruzado entre los brazos y éstos en alto, siguió caminando cuesta arriba por Santa Engracia hasta el cruze con General Arrando.  Suponemos que franqueado el portal de su casa bajaría el bastón.

Se dice que en estas fechas, en las que comenzaban las búsquedas de facciosos entre la población madrileña por algunos milicianos «recalcitrantes» , se le dió el «alto» otra vez, pero en esta ocasión fue detenido y parece ser (no esta confirmada esta «leyenda») que conducido a un centro de detenidos. Se dice que Antonio Machado, confiando en que todo se aclararía y solucionaría, no insistió en el error de esta detención. Pero según pasaba en tiempo y al oir y ver que muchos o algunos de los allí encerrados eran sacados con destino a otros lugares, para él sopechosos, tuvo un arranque de «supervivencia» y consiguió que uno de sus guardianes le escuchara. Le dijo que era un error su situación en aquel lugar y que era muy amigo de (se dice en esta leyenda) del Presidente de las Cortes Julián Basteiro. Perece que este supuesto miliciano, no muy crédulo con lo oido y porobablemente desconocedor que quien era J. Besteiro, tuvo a bien comentar las palabras de Antonio Machado a un superior de aquella «organización»,  que ante la duda decidió llamar a otros superiores e informar. A los pocos minutos se recibió orden de liberar al citado Antonio Machado y retenerlo hasta que fueran a buscarlo en automovil desde Las Cortes.  Y así salió de esta «aventura»,

¿Leyenda?,  es posible. En la familia se escuchó en boca de terceros ésta situación o vivencia del poeta, pero nunca con pretensiones de autenticidad, por lo que solo hay que considerarla como una leyenda sin fundamento posible o reconocido.

 

21.-     El 17 de septiembre de 1936, en el diario «El Mono Azul», leemos, bajo el título de «Romancero de la Guerra Civil» cinco poemas dedicados a la muerte de Federico Garcia Lorca, escritos por Emilio Prados, titulado Llegada, por Lorenzo Varela, titulado  La falsa promesa, Vicente Aleixandre, titulado Romance del fusilado, José Bergamín, titulado El traidor Franco, y José Herrera Petere, titulado Escena edificante.

Reproducimos algunos nombres de los responsables del diario:  María Teresa León, José Bergamín  y Rafael Alberti.

Igualmente se repoduce un artículo del escritor ruso Ilia Erhemburg sobre D. Miguel de Unamuno, que por no creerlo acertado en sus opiniones, crítica y contenido no lo reproducimos. Seguramente fue fruto de las noticias tergiversadas que desde Salamanca o Burgos se publicaban.  Hoy, 2021, conocemos la real historia de Unamuno en aquellos días.

 

 

 

22.-     El día 13 de octubre el diario «El Sol» publica, entre otras, las siguientes noticias o artículos:

a)     En defensa del patrimonio artístico de Cataluña se intervienen más de 50.000 obras artísticas de la orfebrería liturgica, que se destinan a museos del pueblo.

b)     Declaraciones de Buenaventura Durruti en la que recomienda una disciplina de acero y movilizar por entero la retaguardia española.

Es evidente la consciencia de grave riesgo de la República española por causa de la ya declarada guerra civil.  Ya no hay dudas.

c)     Recogida la noticia del diario francés «Neue Pront» se dice que Hítler preparaba el alzamiento fascista en España.  La noticia, no contrastada, puede ser cierta. Desde luego, en España eran muchos los que así lo pensaban, tanto de Alemania como de Italia.

Igualmente, ese día «El Sol» comenta que en todos los países libres (demócratas) se han desrrollado movimientos fascistas.

Interesante la noticia de que Alemania convierte a Dantzig en base militar.

 

d)     Se comenta en este diario que Rusia manifiesta una enérgica intervención ante el Comité de Londres en el que afirma que: «Si las violaciones del acuerdo de no ingerencia no cesan inmediatamente, el Gobierno de los Soviets se considerará libre de todos sus compromisos resultantes del acuerdo».

e)     Los italianos dominan en las Islas Baleares.  Malorca se convierte en un importante centro de avituallamiento de los rebeldes,  «habiendo llegado diversos barcos protegidos por un destructor italiano con miles de toneladas de material de guerra, sies trimotores de bombardeo, tres aviones caza, seis hidroplanos cargados de bombas de gran potencia, veinte cañones antiaéreos, abundante material radiotelefónico y miles de granadas de mano».

f)     Impoertante mítin de Julio Álvarez del Vayo.

g)     Santiago Carrillo es nombrado secretario general de la Ejecutiva nacional de las J.S.U.

h)     Comentario sobre la frialdad británica, la cordialidad rusa y la susceptibilidad portuguesa.

Interesante artículo, máxime por las fechas de su publicación. Ya estaba en marcha la «operación» de «no intervención» a favor de la república española.

i)     Asturias da una lección y ejemplo de lucha contra los sublevados.  Se dice que Oviedo va cayendo poco a poco en poder de las fuerzas leales.

 

23)     El 18 de octubre «El Liberal» escribe sobre «La farsa de la no injerencia»·

 

24)     El 10 de noviembre leemos en el diario «El Liberal» un artículo de Federica Montseny, dirigido a los antifascistas madrileños : «que estais dando el ejemplo más grande que recuerda la Historia».

 

25)     Este mismo día, 10 de noviembre de 1936, resulta muy trascenedente en esta guerra civil española.

Dos son las noticias de amplio alcance las que publica la prensa. «La Voz» dice: «Las horas críticas que vive Madrid. Una terrible batalla, comenzada ayer, se ha prolongado hasta las nueve de la mañana de hoy».

La guerra ha llegado a Madrid, y a partir de este día la lucha en los frentes y trincheras de  la Ciudad Universitara serán contínuos, igual que los bambardeos de la capital, que crean dolor, muerte y angustia.

El ejercito  rebelde llega a las puertas de Madrid por las carreteras de Extremadura y Toledo, con una fuerte intervención armada en Brunete.  Desde el norte, sierra de Madrid, parece que en breve los rebeldes conseguiran avanzar hacia la capital.

 

26)

 

Sobre este basurero, esta casa de Dios.

A dos leguas de Úbeda, la Torre

de Pero Gil, bajo este sol de fuego,

triste burgo de España. El coche rueda

entre grises olivos polvorientos.

Allá, el castillo heróico.

En la plaza, mendigos y chicuelos:

una orgía de harapos…

Pasamos frete al atrio del convento

de la Misericordia.

¡Los blancos muros, los cipreses negros!

¡Agria melancolía

como asperón de hierro

que raspa el corazón! ¡Amurallada

piedad, erguida en este basurero!…

Esta casa de Dios, decid, hermanos,

esta casa de Dios, ¿qué guarda dentro?

Y ese pálido joven,

asombrado y atento,

que parece mirarnos con la boca,

será el loco del pueblo,

de quien se dice: es Lucas,

Blas o Ginés, el tonto que tenemos.

Seguimos. Olivares. Los olivos

están en flor. El carricoche lento,

al paso de dos pencos matalones,

camina hacia Peal. Campos ubérrimos.

La tierra da lo suyo; el sol trabaja;

el hombre es para el suelo:

genera, siembra y labra

y su fatiga unce la tierra al cielo.

Nosotros enturbiamos

la fuente de la vida, el sol primero,

con nuestros ojos tristes,

con nuestro amargo rezo,

con nuestra mano ociosa,

con nuestro pensamiento

– se engendra en el pecado,

se vive en el dolor. ¡Dios está lejos! – .

Esta piedad erguida

sobre este burgo sordido, sobre este basurero,

esta casa de Dios, decid, ¡oh santos

cañones de von Kluck!, ¿Qué guarda dentro?

Antonio Machado.

 

27)     Casi mediados de noviembre. El 14 «El Sol», eufórico por que en el día anterior se han derribado, dicen, diez aparatos enemigos. de los que volaron sobre Madrid.

 

28)     En «La Voz» del 17 de noviembre se reproduce un artículo firmado por María Teresa León sobre los intelectuales en la guerra civil y dirigido a las mujeres españolas.

Leemos: «Sabemos las mujeres de Madrid que de nuestra fortaleza depende la resistencia de las  líneas de fuego, y que esos milicianos con cara de capitanes, de que hablaba ayer Antonio Machado, se pueden ver en nuestros ojos más que el reflejo de nuestra confiamza».

 

29)     Y es en estos días terribles de noviembre cuando el gobierno propone desplazar a Valencia a los intelectuales españoles, para evitarles los sinsabores de los bombardeos y el riesgo que conllevan.

El Quinto Regimiento participa en este traslado de ciudad. Se orgnizan apresuradamente listas de profesores, catedráticos de universidad, escritores, científicos e intelectuales de varias materias.

Colaboran activamente Rafael Alberti, su mujer y León Felipe, que son los que acuden a casa de Antonio Machado para sugerirle el traslado.

Antonio Machado les manifiesta que él prefiere quedarse en Madid, al lado del pueblo que combate contra los rebeldes. Que, en cualquier caso no le importa morir al lado de estos.

Además, indica que tiene larga familia, quince bajo su grupo familiar, hermanos y familias incluidos, lo que sería un problema logístico.  Pero le argumentan que de sus tres hermanos dos son funcionarios que también deben desplazarse hacla levante, Valencia, la mitad del grupo familiar.  Insisten y probablemente, con presiones de buenos amigos, finalmente acepta el salir hacia Valencia en una comitiva organizada por el Quinto Regimiento del día 24 de ese mes. Se ponen en marcha los mecanismos e instrucciones necesarios, y una vez hablado con sus hermanos Joaquín y Francisco – José vive con Antonio, los cita urgentemente en general Arrando para el día 24 de noviembre. Intenta que les acompañe Asunción Álvarez Guerra, que como ya sabemos vivía sola en la calle Luchana, muy cerca de General Arrando, pero esta mujer, debido a sus muchos años, renuncia a este viaje y manifiesta su voluntad de quedarse en Madrid.  Nunca más se supo de ella.

Y llega el día 24 de noviembre y a primeras horas de la mañana llegan a la calle General Arrando Francisco Machado, acompañado de su mujer, Mercedes Martínez, sus tres hijas, Ana, Mercedes y Leonor, y la «tía Carmen», hermana de la madre de Mercedes, que lleva años viviendo con ellos.  También llega Joaquín Machado y su mujer Carmen López Coll.  Todos estan preparados para iniciar el viaje a Valencia.  Hay tristeza contenida; Antonio Machado les anima diciendo que solo será por unos tres meses la estancia en la ciudad levantina. Solo manifiestan alegría, infantil, las sobrinas Leonor y Eulalia (la segunda la hija mayor de José), que nacidas ambas en 1924 se «llevan como hermanas y grandes amigas».

A medio día les anuncian que está en la calle el autobús esperando; bajan, se acomodan e inician el recorrido que faltaba para recoger a los demás acompañantes pevistos para el viaje.

Pararon frente al local de la Comisión de Trabajo del 5º Regimiento, en la zona del barrios madrileño de Tetun/Cuatro Caminos, donde les tenían preparado un almuerzo de despedida y reconocimiento personal.

A Antonio Machado, según se acredita en la fotografía que acompañamos, le sentaron junto a Antonio Mije, Pío del Rio Hortega y el comandante «Carlos Contreras». Presentes en el almuerzo: Enrique Moles, Sanchez Covisa, Navarro Tomás, Moreno Villa, Madinaveitia, Duperier, Sacristán y Miguel Prado.

Después del almuerzo, las citadas personalidades, con sus familiares, salieron en dos autobuses para Valencia.  La expedición iba custodiada por milicianos del Quinto Regimiento.

Antes de salr, los expedicionarios firmaron el escrito que se reproduce en la copia del artículo de «Ahora» que acompañamos.

 

30)    De Madrid a Valencia. Tarde del 24 de noviembre hasta la madrugada del dá siguiente.

Siguiendo las palabras escritas por Leonor Machado en su libro «Recuerdos y vivencias con los poetas Antonio y Manuel Machado», copiamos:

«Partimos hacia Valencia en autocares. La expedición se componía de dos, uno de ellos tuvo mejor suerte y llegó a la capital del Turia sin novedad, más o menos a la hora prevista.  El otro, en el que viajábamos los Machado, nos acompañaban los profesores Madinaveitia, Moles, Duperier, los doctores Sacistán, Marquez, Pascual y otras eminencias de las que lamento no recordar ahora sus nombre.  Como «jefe» de la expedición nombraron a Antonio y este le pidió a Madinaveitia que le sustituyese en el cometido pensando que lo haría mejor que él.

Hicimos noche; en Tarancón. En esta villa conquense, en condiciones de lo más informal, hicimos noche en un edificio que a mi me pareció un acurtelamiento y por el que deambulaban personajes en apariencia perdidos y desubicados.

A la mañana siguiente reanudamos la marcha hacia Valencia, pero cerca de Utiel nuestro autocar comenzó a echar humo y tuvimos que desalojarlo.

Se había medio quemado la correa del ventilador subiendo el puerto de Contreras y nos quedamos en la carretera hasta que casi al anochecer vinieron a recogernos en varios coches. Previamente, en otro coche se llevaron a Antonio y a la abuela Ana.

El resto llegamos a nuestro destino hacia la 1 de la madrugada y nos alojaron en la casa de la Cultura, en la calle de La Paz número 42, donde habían improvisado espaciosos salones para albergar juntos a las familias. A los pies de los camastros, cubierto por una sábana blanca, había un objeto voluninoso que según dijeron era una escultura inacabada dejada allí por su autor Victoio Macho, y que representaba la figura de su madre. Nadie se atevió a destaparla por respeto. ¡Ni por curiosidad!

Antonio solicitó,aunque fuera más modesta, una vivienda independiente, para él y su familia, que le permitiera seguir trabajando con más sosiego y tranquiulidad»

31)    Rocafort.    Retomamos del texto del libro escrito por Leonor Machado, ya referenciado, algunos datos sobre la presencia de Antonio Machado en Rocafort durante el mes de diciembre de 1936.

«Le facilitaron a los pocos días (de llegar a Valencia) una villa valenciana entre los naranjos en el bello pueblo de Rocafort, a unos veinte minutos de Valencia. La casa se llamaba «Villa Amparo», tenía planta baja y primer piso».

«Entrando por el jardín, en la planta baja, había a la deredha dos habitaciones, el aseo, la cocina y una cochera.  En el centro, al fondo de un ancho pasillo, había una escalera que subía interiormente al primer piso y que continuaba hasta llegar a lo alto de la Torre, donde Antonio pasaba largas horas por las tardes hasta que se ponía el sol. Esas puestas de sol maravillosas cada día son distintas por los efectos de la luz y la climatología. Al primer piso se podía enterar también a través del jardín por una escalera exterior, que finalizaba en una pequeña balconada con balaustrada que daba acceso al dormitorio de Antonio.  Es justo en esta balconada y al final de la escalera donde Antonio Machado fue fotografiado, tal como se atestigua con una foto divulgada recientemente».

«En el mprimer piso había, a la defecha, dos habitaciones y un espléndido comedor que daba a una hermosa terraza, que en la parte baja era un porche cubierto. A la izquierda, otras dos habitaciones, dos aseos y cocina.  El comedor lo recuerdo perfectaente, se entraba por una puerta de dos hojas de vaivén de madera y cristal; estaba decorado por un zócalo de madera de metro y medio de alto, aproximadamente; en la parte de arriba, colocados a la perfección, nada menos que cuarenta platos de cerámica, pienso que de Manises.  Dos antiguos aparadores y en el centro de la sala una mesa rectangular, que a mi me parecía impresionante de grande».

«En esta mesa comían los mayores, Antonio presidiendo con su madre, a la derecha de esta se sentaba su hermano Francisco con su mujer Mercedes, mis padres, a la izquierda de Antonio su hermano José con su mujer Mati, y frente a la presidencia su hermano Joaquín con su mujer Carmen. Este comerdor tenía un hermoso mirador donde comíamos las seis sobrinas con un familiar mayor para poner orden, era la tía  de mi madre, Carmen, de gran condición humana y muy querida por todos, que Antonio quiso que nos acompañara en el viaje como un miembro más de la familia».

«Ana, la madre, no consciente de la realidad del momento, peguntaba constantemente por Manuel.  Antonio le contestaba que estuviera tranquila porque Manuel sabía cuidarse y controlar las situaciones, aunquen fueran adversas».

«Cuando las sobrinas salimos por primera vez al jardín nos dijeron: «no se puede cortar ni una naranja, hay que esperar instrucciones».  a los pocos días se presentó el administrador de la finca y nos dijo que no solo podíamos cogerlas sino que era necesario descargar los árboles.  Al momento nos pusimos las seis tijeras en mano a cortar naranjas y llenar una gran cesta».

 

32)     Los bombardeos de intensifican sobre Madrid, siendo, parece ser, aviadores alemanes e italianos los pilotos de los aviones.

 

33)     El 25 de noviembre, recien llegados a Valencia los intelectuales españoles evacuados de Madrid, manifiestan, a traés de Pío del Rio Hortega: «Pocos pueblos serían capaces de ofrecer al asombro universal un espectáculo tan grandioso como el que Madrid viene dando». Diario «Ahora» del 26 de noviembre.

Antonio Machado ofrece algunos detalles del bombardeo de los centros culturales y artísticos, diciendo que «sobre el Palacio de Bibliotecas y Museos de Madrid se arrojó en pocos minutos dieciocho bombas incendiarias.  Los fascistas pretenden demostrar con estos inexplicables bombardeos que no respetan nada, y que todo les ha sido y es indiferente, por elevada que esté la escuela de los valoras eternos».

 

34)     6 de noviembre de 1936, «La Libertad»

 

35)     El día 29 de noviembre se reproduce, en el diario «La Libertad» las siguientes palabras de Antonio Machado.

«La guerra está en contra de la cultura – habla Machado -, pues destruye todos los valores espirituales.

En esta trágica guerra civil, provocada por las fuerzas que representan los intereses imposibles, antiespañoles, antipopulares y de casta, se ventila el destino del espíritu, su persistencia como valor superior de la vida. Y es el pueblo quien defiende el espíritu y la cultura. El amor que yo he visto en los milicianos comunistas guardando el palacio del duque de Alba sólo tiene comparación con el furor de los fascistas destruyendo.

El fascismo es la fuerza de la incultura, de la negación del espíritu. El pueblo guarda las obras de arte con calor y el fascismo las destruye con saña, intencionadamente, por ser obras del espíritu y de la cultura. Yo lo afirmo rotundamente. El Museo del Prado, la Biblioteca Nacional han sido bombardeados sin otra motivación bélica que la fatal necesidad de destruir que siente el fascismo. He visto las huellas de las bombas dirigidas a estos templos de la cultura.

Lo intereses culturales – añade – están el peligro. Los vandálicos bombardeos lo demuestran. La cultura es un objetivo militar para los fascistas, y para destruirla envían aviones internacionales como embajadores de las fuerzas negativas de la historia. Ante esta contienda, el intelectual no puede inhibirse. Su mundo está en peligro, ha de combatir, ser miliciano. Una muestra espléndida y valiosa de la militarización de los trabajadores del espíritu es ese Romancero de la Guerra, nutrido por la emoción poética de una juventud que necesita vivir plenamente y que ha levantado con coraje la bandera de la Libertad vinculada al pueblo. Junto al pueblo ha de estar el intelectual.  Y en contra de los enemigos del pueblo, que es el más interesado defensor de la cultura.

El porvenir lo defiende el pueblo – prosigue el insigne poeta -. Y el pasado. Los  Museos son el recinto de la historia del espíritu, del pasado espiritual. Los fascistas los bombardearán e incendian. El pueblo monta guardias en el Museo del Prado, en la Biblioteca Nacional, en el palacio del duque de Alba… Todo el Mundo debe desear el triunfo del pueblo, porque representa el porvernir, como continuidad histórica del pasado.

La humanidad entera está interesada en esta guerra, porque las obras de cultura que destruye el fascismo no son  patrimonio sólo del pueblo español: son la Humanidad. Los milicianos, custodiando estas obras, indican un fondo de cultura superior y se erigen en milicianos de la Humanidad al defender sus intereses espirituales.

Los intelectuales extranjeros están con el pueblo español.  Ya hay valiosas pruebas de ello. Y esta adhesión ha de acentuarse más, porque el intelectual es el representante inmediiato de la cultura. Ante la destrucción de las más valiosas obras de arte por los fascistas, el intelectual de todas las latitudes ha de reaccionar en contra. No puede permanecer impasible ante la destrucción de «Las Meninas», como no quedaría impasible ante la destrucción de la Capilla Sixtina, del Museo Británico o del Louvre.

La cultura española pertenece al Mundo.

Con Lorca – lo dice emocionado – se ha perpetrado el crimen más estúpido y condenable. García Lorca vivía al margen de la política, pero dentro de la auténtica alma popular. Esta es  su falta, que ha pagado con la muerte. La evidente enemistad del fascismo con el espíritu ha determinado el fusilamiento de Lorca, no una enemistad política, que podría justificarlo más o menos.

Tambié Emiliano Barral ha muerto. Su cadaver representa el sacrificio heróico de la cultura en lucha contra el fascismo.  Parece que al fascismo le enojó la entusiasta ectividad de Barral en el salvamento de gran parte de las obras de arte de Toledo.

Una obligación inmediata e imperativa tiene todo intelectual:  la de ser un miliciano más con un destino cultural. Los milicianos custodian los museos y bibliotecas, protegen las vidas de los intelectuales representativos; nosotros continuaremos la obra de la cultura popular y empujaremos hacia el término este renacimiento del espíritu español que el fascismo ha querido cortar.  Hoy estamos a disposición del ministro de Instrucción pública como milicianos del Estado español, popular, democrático y republicano.

Finalmente machado recuerda al Quinto Regimiento de las milicias populares de Madrid y con un deseo emocionado del triunfo de las fuerzas de la cultura sobre las de la incultura.»

 

En laa misma página Jacinto Benavente expone la misma opinión sobre los bombardeos sobre Madrid y sus centro cuturales.

 

36)     Franco inicia gestiones en Paris para intercabiar al hijo de Largo Caballero por José antonio Primo de Rivera. O en otras palabras, que ejecuraría al hijo de Largo Caballero si el Tribunal de la Republica condenaba a muerte a J.A. Primo de Rivera.

 

37)     Ante los bombardeos que Madrid soporta en las últimas semanas, el frente establecido en la Ciudad Universitaria madrileña y la población de otras provincias que acude a la capital en busca de una mayor tranquilidad, el Gobierno y las unidades de organizaciones afines, inician una evacuación con destino levante, Alicante, Valencia y Barcelona.

La revista «Mundo Gráfico» del 2 de diciembre publica fotografías de estas evacuaciones y de los medios que se ponen para ello; básicamente camionetas y autobuses.

38)      En esta revista «Mundo Gráfico», del mismo día, se recoge la noticia de la muerte del artísta escultor, Emiliano Barral en el frente de Madrid. Una bala acabó con su vida.

Emiliano Barral fue el autor del busto, en piedra rosada, que cinceló de Antonio Machado, ampliamente conocido.

 

39)    En la prensa valenciana, el 11 de diciembre, leemos que ese día se ha celebrado en la valenciana Plaza de Castelar la inauguraciómn de la campaña organizada por el ministerio de Instrucción pública sobre «agitacion y orientación».

El acto terminó con la lectura de algunos de sus poemas por parte de Antonio Machado y León Felipe.  Antonio Machado recitó su poema titulado «Homenaje al gran poeta García Lorca».

 

40)

 

41)

 

42)

 

43)

El 19 de diciembre de 1936, en «Fragua Social», se publica una conversación mantenida por uno de sus redactores con el poeta ANTONIO MACHADO, en la que éste dice:

«Que de no haber sido por el gesto del Gobierno, de trasladar a los intelectuales a Valencia, hubiera continuado en Madrid. Consciente de que por mi obra y por mi salud quebrantada no podía colaborar directamente en lo que significa defensa de la ciudad, creía como un deber ineludible permanecer al lado de los que luchan para compartir con ellos las penalidades de aquel asedio.»

¿ Preparaba usted algo para el teatro en los comienzos de la revolución?

«Sí; se trataba precisamente de una obra que tiene alguna relación con la lucha que se desarrolla en nuestro país: «El hombre que volvía de la guerra».

¿Donde se encuentra su hermano Manuel? – le pregunta el periodista.

«En Burgos.  Marchó allí unos días antes del levantamiento para resolver algunos asuntos familiares y allí le sorprendió la revolución. No tengo la menor noticia de él.

No puedo creer que haya sido asesinado – por García Lorca – . Sin saber por qué, tengo la confianza en que esa gran desgracia no se haya consumado.  El teatro de García Lorca no era revolucionario; todo lo más que podían achacarle era que se nutría de las más puras canteras populares».

¿Veía usted en él al renovador de nuestro teatro?

«Todavía no.  La obra de Federico García Lorca empezaba a tomar ahora bríos».

¿Qué influencia ejercerá la revolución en el teatro?

«Es de presunir que trastocará por completo los métodos al uso.  Nuestro teatro decaía de viejo».

«Por ahora no pienso hacer nada relacionado con la guerra. Estamos demasiado cerca de ella.  Lo grandioso necesita de la máquina del tiempo para poder juzgarlo en todo su valor».

Finalmente, en la conversació mantenida con Antonio Machado, dice: «Que  Álvarez del Vayo ha tenido en Ginebra una actitud acertadísima al plantear las cuestiones como lonha hecho.  Las últimas declaraciones de Eden, en lo que respecta a la integridad, de que lamintegridad de España sea respetada, aclara un tanto las nubes amenazadoras que se cernían sobre el horizonte internacional».

Firma Febus.

 

44)

 

 

 

 

 

Deja un comentario